Los Billboard se rinden ante una Adele ausente

El fenómeno Adele continúa vigente. Tras arrasar en las listas de ventas, la cantante británica se convirtió en la más premiada de la noche

Una noche de grandes actuaciones, sentidos homenajes a los músicos fallecidos en el último año y muchos premios, pero, curiosamente, la estrella que más galardones se llevó, no acudió a recogerlos. La cantante británica dejó huérfanas a 12 estatuillas de los Billboard Music Awards.

Adele estaba nominada a 18 estatuillas de la prestigiosa revista estadounidense, todas ellas por su álbum superventas '21', pero no acudió a recoger ninguna de los 12 galardones que finalmente le fueron entregados. Es más, ni siquiera fueron presentados en la gala.

Sin embargo, al margen de las estatuillas, los premios que entrega anualmente la revista Billboard se convirtieron en un muestrario del estado actual de la música pop, con espectaculares actuaciones y lo más granado de las estrellas mainstream.

El dúo LMFAO recogió seis galardones, entre ellos los de Canción del Año por 'Party Rock Anthem' y Mejor Dúo o Grupo, pero sin duda será más recordada su actuación: un medley entre la canción premiada y 'Sexy And I Know It' adornada con sus estrafalarias indumentarias.

Los raperos Wiz Khalifa, Lil Wayne y el cantante de R&B Chris Brown recibieron el premio al Artista Revelación, Artista Masculino del Año y al Artista del Año en la categoría R&B, respectivamente.

Por su parte, Katy Perry, con un vestido blanco, apareció colgada sobre el escenario en un columpio para cantar su último single 'Wide Awake', más "personal e íntimo".

No podía faltar el famosísimo Justin Bieber, uno de los grandes ganadores de la pasada edición y que se esfuerza por ofrecer una imagen adulta ahora que ha cumplido 18 años, cantando 'Boyfriend' con bailarines vestidos de payaso y geishas de neón.

Justin Bieber recogió además el premio al artista más social, gracias a sus 22 millones de seguidores en Twitter y a sus 43 millones de fans en Facebook, diciendo: "Internet es donde empecé a trabajar".

Taylor Swift
recibió el honor de ser la Mujer Billboard del año por su éxito como artista de grabación, y recogió un premio como nueva estrella de televisión de Zooey Deschanel.

Los Billboard aprovecharon además para rendir homenaje a 'los caídos', aquellas estrellas de la música que han fallecido en el último año, empezando por el más reciente, Robin Gibb, de los Bee Gees.

Al comienzo del espectáculo, los anfitriones Julie Bowen y Ty Burrell hicieron una pausa para recordar al cantante, que murió el domingo después de una larga batalla contra el cáncer, con un momento de silencio.

Por su parte, la artista neozelandesa Natasha Bedingfield rindió homenaje a Donna Summer, fallecida también tras una larga lucha contra el cáncer, diciendo "si somos capaces de recordarla a través de su música, este nunca será su último baile", antes de dar inicio a su éxito, 'Last Dance'.

Wiz Khalifa fue la encargada de rendir tributo a Adam 'MCA' Yauch de los Beastie Boy, quien también murió luchando contra el cáncer.

Sin embargo, el gran homenaje de la noche fue para Whitney Houston, que murió de manera repentina con 48 años en febrero de este año. Se le concedió el premio Millennium a título póstumo.