Los récords más navideños

Hay personas que se la viven buscando maneras para romper un record, y la Navidad es un gran pretexto para muchos. Estos son algunos récord que se han roto en estas fechas.

* 502,165 focos de Navidad: uno de los récords más impresionantes que se han roto es el de una familia en Australia que llenó su casa con luces navideñas. Los Richards usaron 502,165 bombillas que dejaron a todos atónitos con la maravillosa vista iluminada. Un dato curioso es que cobraban por ver toda su casa con luces y el dinero lo usaban para donarlo a obras sociales

* Colección de Santa Claus: el canadiense Jean-Guy Laquerre cuenta con 25.104 elementos diferentes relacionados con Santa Claus, dentro de su colección hay 2.360 estatuillas, 2.846 tarjetas y postales de 33 países y 241 distintivos y prendedores

* Santa por todas partes: otro récord es el que se rompió en el 2007 cuando 13,000 hombres, mujeres y niños, todos vestidos con traje de Santa Claus, invadieron la plaza Guildhall en Derry City, Irlanda del Norte

* El árbol de Navidad más antiguo: Janet Parker de Wiltshire en el Reino Unido, arma su árbol de Navidad comprado por una tía abuela en 1886. Con 30 centímetros de alto en su macetero adornado, el mismo árbol es decorado con los querubines y la Virgen María

* Villancicos: el grupo de cantores de villancicos más numeroso lo integraron 7,514 personas en la Universidad Bob Jones de Carolina del Sur en los EE.UU en 2004

* La estrella más grande: la estrella de ornamentación de navidad más grande mide 31,59 metros de alto y fue presentada en Kerala, India en diciembre de 2009

* árboles de Navidad cortados: a mayor cantidad de árboles de navidad cortados en dos minutos es de 27. El titular del récord, Erin Lavoie de los EE.UU., logró la proeza en un programa de TV sobre los récords mundiales Guiness en Alemania en diciembre de 2008


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Así se pagan los castigos de la muerte

Franky y el pan con moho

Así se pagan los castigos de la muerte

Adivinen al perdedor

Castigo del chile inhalado

Adivinen al perdedor