¿Por qué mentimos?

"El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera."

                                                                                        Alexander Pope

Decir una mentira hace que tengas que seguir inventando cosas para poder hacer creíble tu historia, sin embargo la ciencia no se había puesto a investigar los motivos por los cuales mentimos y el impacto que tiene en nuestro cerebro.

En un reciente estudio publicado en la revista 'Natural Neuroscience' se nos explica que salir del círculo vicioso de las mentiras es algo muy complicado ya que nuestro cerebro es capaz de adaptarse a los inventos que estamos creando.

Durante el estudio, el cual fue realizado en la Universidad Colegio de Londres, se analizó el cerebro de varias personas mientras éstas decían mentiras y se descubrió que con cada nueva mentira la actividad de la parte cerebral llamada 'cuerpo amigdalino' (Centro de procesamiento de las emociones) era menor.

Lo peor es que conforme la mentira era mayor esta zona presentaba menos actividad lo que hace que no se sienta nada al mentir, pero si la mentira es para beneficio propio esta zona llega casi a la inactividad con lo que concluyeron que si dentro de tus intereses, al generar una mentira, buscas el beneficio personal estás estimulando la falta de honestidad.

Lo mejor es no mentir y lograr crecer como persona alcanzando tus metas y objetivos.

Atte: La chica dle vestido rojo 💋



Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Definitivamente nadie contaba con el ingenio de la señora que grabó los ronquidos de su esposo durante cuatro largos años

Señora usa ronquidos de su marido para hacer un remix de "Despacito"

Definitivamente nadie contaba con el ingenio de la señora que grabó los ronquidos de su esposo durante cuatro largos años

Durante el juicio la mujer de apellido Lin alegó que su pareja no le contestaba casi nunca en seis meses

Conceden el divorcio porque su esposo no le contestaba los mensajes

Durante el juicio la mujer de apellido Lin alegó que su pareja no le contestaba casi nunca en seis meses