Trabaja de abrazador profesional

Travis Sigley, un estudiante de psicología de California, Estados Unidos, vive de abrazar personas. Así es, este astuto joven cobra 75 dólares la hora por una sesión en la que abraza, charla, y se acurruca con sus clientes.

Sigley, además de estudiar psicología, trabajaba de stripper y a través de su profesión descubrió que mucha gente lo buscaba para hablar sobre sus problemas y sentirse acompañado, antes que para ver un streap-tease.

El joven cree, además, que el contacto físico con otra persona ayuda a superar situaciones de ansiedad y angustia, así como a generar confianza en uno mismo y en los demás.

Sin embargo, al contrario de lo que la gente cree, sus sesiones no tienen ningún componente sexual. Travis cuenta que la mayoría de sus clientes son mujeres u hombres homosexuales, ya que por más de que no haya nada sexual, a los varones heterosexuales no les atrae mucho la idea de acurrucarse y charlar con un hombre desconocido.



Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Shiky vuelve a ser la víctima

Globos de agua de riñón

Shiky vuelve a ser la víctima

Y ahora estudia literatura

De la calle a Cambridge

Y ahora estudia literatura

Trato de asesinar a una viejita

Principal sospechoso: gato callejero

Trato de asesinar a una viejita