Crean una aplicación que te avisa cuando apestas

El Kunkun (que significa "sniff sniff" en japonés), es un extraño dispositivo desarrollado por una compañía, que detecta los olores corporales como el mal olor de pies o el sudor de la axila, y notifica al usuario a través de una aplicación.

El aparato es lo suficientemente pequeño como para caber en un bolsillo, así que nadie sabrá que lo llevás encima, y cuenta con sensores que captan sustancias químicas específicas asociadas con tres tipos de olores corporales. Es capaz de detectar amoniaco y ácido isovalérico, productos químicos conocidos por producir ese desagradable olor a sudor de los vestuarios, así como también el 2-nonenal, que está asociado con la vejez, y diacetil, un polémico compuesto orgánico que huele como "aceite de cocina rancio". Cuando la información se envía desde el Kunkun al teléfono, los usuarios son notificados si han pasado o no una prueba de olor usando un medidor con un código de colores. "Es difícil reconocer tu propio olor," dice Daisuke Koda trabajadora de la empresa que desarrolló este aparato. "Podemos aliviar la tarea al decirle a la gente cuán mal huelen y liberándolos de la ansiedad de no saber."

Este dispositivo fue ideado por Hiroshi Akiyama, un hombre de 43 años preocupado por su olor corporal. Aparentemente, muchos hombres mayores de 40 están estresados por este problema, por lo que la empresa estuvo muy interesada en proporcionar una solución de alta tecnología. Se asociaron con científicos del Instituto de Tecnología de Osaka y desarrollaron el pequeño dispositivo "sniff sniff".

El aparato de detección de olor corporal saldrá a la venta en Japón este verano pero ya se está trabajando en mejorar y ampliar sus funciones. Están tratando de hacerlo detectar olores de mascotas, humo de cigarrillo, y exceso de perfume. El precio del Kunkun aún no se ha revelado, pero se estima que su costo será de unos pocos cientos de dólares.



Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Superando el miedo a las alturas

¡La altura es poco!

Superando el miedo a las alturas

El amor les llegó a los 90 años

¡Nunca es tarde!

El amor les llegó a los 90 años

Se tatúa la carta de su abuela

No me olvides

Se tatúa la carta de su abuela