Un viejito estacionó su auto y tardó tres años en encontrarlo

El abuelo Gerald Sanctuary que vive en una región del sudeste de Inglaterra, cerca de Londres, dejó su auto en el estacionamiento de un supermercado en mayo de 2008 y se fue a hacer las compras. Pero el hombre, que tiene 80 años y sufre demencia, no logró acordarse del lugar en el que lo dejó. Unos transeúntes lo ayudaron a volver a casa, pero la familia no fue capaz de encontrar el automóvil plateado por más que buscó.

El automóvil se quedó en el estacionamiento del supermercado hasta que Charlene Lewis, una de las empleadas, llegó a la conclusión de que nadie iba a retirarlo, así que avisó a la policía, que a su vez alertó a la familia del olvidadizo conductor.

El auto estaba cerrado y exactamente como lo dejó, a excepción de la mugre acumulada; incluso había una tarjeta de crédito en el interior. Una mujer arrancó el coche con una batería auxiliar y condujo el vehículo hasta su hogar. Gerald, a quien llevaron a una residencia de ancianos, fue informado del feliz hallazgo.



Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Superando el miedo a las alturas

¡La altura es poco!

Superando el miedo a las alturas

El amor les llegó a los 90 años

¡Nunca es tarde!

El amor les llegó a los 90 años

Se tatúa la carta de su abuela

No me olvides

Se tatúa la carta de su abuela