Correr un maratón pudiera no ser tan saludable como crees

Al pensar en un maratón viene a nuestra mente un estilo de vida saludable, y lo asociamos con personas en excelente condición física. Pese a que eso es cierto, hay aspectos involucrados en esta actividad que pudieran no ser considerados completamente saludables y que cualquier persona que planee correr un maratón debe conocer.

Tocar este instrumento puede provocar lesiones tan graves como jugar rugby

1.- Problemas de riñones

La hidratación es uno de los elementos más importantes de cualquier actividad física demandante, cualquier persona que esté dispuesta a correr un maratón sabe que es indispensable consumir líquidos durante y después de correr. Algunos olvidan esto y aunque consumen agua o bebidas rehidratantes cuando su cuerpo se los pide, no saben que deberían hacerlo en cada oportunidad para proporcionar a su cuerpo la hidratación necesaria.

Hombres que practican este deporte tienden a ser más infieles

2.- Dolor de músculos

Así como la hidratación, la preparación física previa al maratón es esencial. Pero no solo son meses de trabajo y entrenamiento antes de la carrera, muchos corredores olvidan uno de los preparativos más importantes para correr un maratón: el calentamiento. Pensando que ejercitarse minutos antes del maratón no será mucha diferencia frente a los meses que llevan preparándose, dejan de hacerlo, pero cualquier maratonista experimentado te recomendaría preparar tus músculos hasta el último segundo previo al disparo de salida.

3.- Lesiones en ligamentos, tendones

Incluso habiendo calentado de manera adecuada antes del maratón, debido a la duración del mismo y el constante movimiento que se realiza al correr, el cuerpo puede sufrir lesiones en ligamentos o tendones al realizar un movimiento súbito y diferente a lo que se hace en ese momento, como agacharse a amarrarse las agujetas o hacer un cambio brusco de dirección. Aunque nuestro espíritu competitivo nos obligue a acelerar todas nuestras acciones mientras corremos un maratón, es mejor tomarnos el tiempo necesario para no provocar este tipo de lesiones.

4.- Problemas de corazón

Suena un poco contradictorio que alguien físicamente preparado para correr un maratón sufra alguna condición cardiaca, sin embargo es posible y, lamentablemente difícil de prevenir. No significa que todos los corredores estén propensos a sufrir un infarto o algo parecido, pero el esfuerzo requerido, y en ocasiones el extender los límites físicos con la intención de hacer un mejor papel en el maratón, tienen como resultado el malfuncionamiento del corazón, en especial en aquellos que por enfermedad o herencia, son propensos a ellas.

5.- Rozaduras

Un maratón, casi por definición involucra una gran cantidad de tiempo, un par de horas corriendo y el movimiento constante pueden tener un efecto negativo en nuestro cuerpo, el contacto de nuestra piel con la ropa sumado al sudor puede llegar no solo a ser incómodo sino dañino. Una mala elección en nuestra ropa puede provocar heridas superficiales pero que pueden complicarse. No hay nada mejor que conocer que telas son compatibles con nuestra piel y elegir aquellas con las que sepamos que estaremos cómodos durante varias horas.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR