Pierde el control y defeca durante pelea

Perdió la fuerza y la luchadora de la UFC Justine Kish tuvo un ataque de diarrea durante una pelea.

Los hechos ocurrieron durante la edición número 112 de la UFC cuando la luchadora rusa se enfrentaba a Felice Herring. Pero una maniobra de la que no podía escapar, le hizo hacer esfuerzo de más y le provocó una diarrea.


El profesionalismo de ambas fue tan grande que siguieron peleando sin siquiera notarlo.


Pierde el control y defeca durante pelea. 

Más tarde, en sus redes sociales, la luchadora se rió de lo ocurrido comentado que "la m*erda pasa" y que está lista para volver al ring.

 


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR