Un análisis detallado de Call of Duty Modern Warfare Remastered

Por: Octavio Castillo / @OcCastilloC

Call of Duty 4: Modern Warfare fue un éxito instantáneo cuando fue lanzado en 2007, recibió buenas críticas por su historia, lo variado de sus misiones y su modo multijugador.

Una década más tarde Activision, Infinity Ward y Raven Software traen este clásico a las consolas de nueva generación bajo el nombre de Call of Duty Modern Warfare Remastered.

El título se encuentra entre los consentidos de los amantes de los FPS y esta reedición no los va a decepcionar: Si en algo destaca es precisamente en el apartado gráfico. Al verlo y compararlo con el original parecen dos juegos distintos, las texturas y el modelado de los personajes se han trabajado casi desde cero, y la calidad gráfica se despliega ahora en Full HD con soporte para Alto Rango Dinámico (HDR) lo cual hace de algunas de las misiones más icónicas de la campaña (Como la incursión por mar de una flota de Black Hawks en la misión Charlie don't surf) se vean realmente espectaculares y nos sumerjan de lleno en un entorno de combate urbano. Las texturas, el uso de la luz y el volumen y fluidez de elementos como el fuego, el humo o el agua son logros extraordinarios de Raven Software.

Las ciudades lucen más reales y vivas, las campañas en el campo nos permiten apreciar elementos naturales de las zonas rurales de Oriente Medio y Rusia e incluso la misión en dónde debemos infiltrarnos a Chernóbil nos ofrece imágenes vívidas de esa ciudad abandonada tras el desastre nuclear.


Pero esta experiencia se ve limitada por la inteligencia artificial en el juego, la cual no sufrió mejoras significativas. Buscando el ángulo correcto es posible eliminar a todo un pelotón de enemigos que correrán hacia la mira de tu rifle sin importar si 10 o 15 de sus compañeros han muerto en el mismo exacto sitio segundos antes que ellos. No hay capacidad de reacción y es fácil poder eliminar a los enemigos incluso en el nivel más alto de dificultad sin apenas preocuparse: los adversarios se ocultarán siempre en las mismas esquinas y tras las mismas zonas de cobertura.

Del lado de tu unidad las cosas no mejoran. Más de una ocasión nuestra muerte fue ocasionada por un compañero de escuadrón que estaba parado al lado tuyo y no se inmutó ante el lanzamiento de una granada y bloqueó tu único paso de escape, o por haber recibido un disparo de escopeta a quemarropa porque el compañero de equipo se encontraba parado tras de tí en la puerta sin intenciones de moverse.


La campaña está inalterada y con 4 o 5 horas podrás concluirla incluso con el mayor nivel de dificultad.

Donde Call of Duty Modern Warfare Remastered se luce es en el modo multijugador. Si hace 10 años era uno de los mejores, en esta reedición regresa a reclamar el título: con varios modos para jugar, desde los clásicos duelo a muerte o control de zonas, hasta escondidas y eventos especiales, aquí es dónde las horas de juego de CoD se multiplican. el juego es tan divertido y balanceado que puedes participar en partidas con jugadores con mucho más nivel que el tuyo y aun así disfrutarlo sin convertirte en el blanco fácil de la partida.

Es en el multijugador donde las texturas, y el remake hacen un festival a la vista y abonan a una experiencia mucho más fluida e inmersiva. El modo para personalizar a tu personaje también se encuentra presente, así como la posibillidad de ser anfitrión de partidas locales por medio de LAN.

La comunidad de CoD tiene a Modern Warfare como uno de sus títulos favoritos y se nota por la cantidad de gente que puede encontrarse en el multijugador, raramente pasarán más de 2 minutos antes que el servidor te coloque en una partida con suficiente gente como para perder la noción del tiempo.

Este análisis se hizo en la versión de Playstation 4

Conclusión

Pocos juegos logran regresar a la vida con éxito en sus versiones remasterizadas, CoD Modern Warfare lo hace por la puerta grande reclamando su título como un clásico de los FPS.

Ofrece una gran calidad gráfica y un multijugador divertido y con modos variados, entretenidos y con diversos grados de reto, lo cual compensa los errores de la IA poco adaptable y reactiva a las condiciones del combate.

Lo mejor:

La mejora gráfica con soporte para HDR

Mantiene la esencia del título original.

Preserva las voces de los actores originales

Modo Multijugador adictivo y variado

Lo peor:

El Variety Pack de mapas multijugador se vende por separado

La inteligencia artificial de aliados y enemigos no sufrió mejoras

Requiere alrededor de 100 Gb de espacio para instalar

Los dos modos de dificultad en campaña no ofrecen mucho reto.

Jugabilidad: 8

Los controles son sencillos e intuitivos, los menos claros y el movimiento tanto en campaña como en multijugador es fluido. La Inteligencia Artificial puede entorpecer el flujo de las misiones.

Gráficos: 10

Raven Software nos ofrece un festival de texturas y juegos de luz y sombras, el juego luce perfecto al grado de parecer desarrollado por primera vez para esta generación de consolas.

Música: 8

La música es la misma que el título original, sin embargo no destaca de otras composiciones para el género, cumple con acompañar las partes dramáticas de la campaña pero es genérica a cualquier FPS

Calificación: 8.

Gran despliegue gráfico y un multijugador adictivo y competitivo, en contra le juega la torpe Inteligencia Artificial y el hecho de que a diferencia de otros remasterizados el contenido DLC no venga incluido y deba comprarse aparte.


Comentarios