Tu comportamiento en redes sociales y en un bar

En algunos de los casos las sentimos que las personas pueden tener una personalidad en alguna red social, y cuando tenemos la oportunidad de coincidir con ella, en algunos casos sucede que la persona que puede cambiar es uno ¿por qué pasa eso?

Entre más uses las redes sociales, es más probable que desarrolles un trastorno alimenticio

No creo que tengamos personalidades distintas en redes o fuera de ellas, más bien que hay aspectos de la personalidad que se revelan más en determinados espacios: no me comporto igual con mis amigos que con mis alumnos. Con las redes es lo mismo”, comenta la socióloga Amparo Lasén.

Lasén también explica que ni siquiera nos comportamos igual en todas las redes sociales: no somos iguales en Facebook que en WhatsApp. O en los distintos grupos de WhatsApp en los que estamos. “Igual que no somos iguales en todas las facetas de nuestra vida”

Selena Gómez es atacada por defender a los indocumentados

La mayoría de los estudios explican lo mismo. No es que nos pongamos una máscara para Facebook y otra para estar en un bar. Generalmente, cómo nos comportamos en redes refleja cómo somos. Y la diferencia entre unos y otros suele depender de si somos más o menos sociales. “Sí hay correspondencia entre personalidad y participación. Y las redes magnifican en positivo, pero no en negativo”, dice el antropólogo José Luis Molina, profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Belinda responde a los comentarios de Criss Angel

O sea que, si tu personalidad siempre ha sido ser una persona introvertida, tu personalidad sería así. La diferencia en realidad no es atrás de tus redes sociales o no, sino lo que queremos que la gente sepa de nosotros.; ya sea a gente cercana o no tan cercana.

TE RECOMIENDO


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Tal vez ésta es la razón de tus tristezas

Facebook es la clave de la felicidad

Tal vez ésta es la razón de tus tristezas

La mejor detención de la vida

¡Alto! Esto es una… propuesta de matrimonio

La mejor detención de la vida