Reseña: Destiny 2

El primer Destiny llegó al mundo como un proyecto muy ambicioso. Durante meses, Bungie (su desarrollador) nos ilusionó con su flamante plan de 10 años y la promesa de explorar todo el sistema solar en busca de la paz para la humanidad.Meses después de su lanzamiento, a pesar de las constantes quejas en línea sobre diversos aspectos sobre el juego, Destiny ya contaba con una nutrida comunidad que dedicaba horas enteras a subir de nivel y conseguir equipo épico. ¿Pero qué pasaba con los que no nos subimos al tren Destiny a tiempo? Ya era demasiado tarde. Era complicado hacerte parte de la comunidad cuando no habías pasado suficiente tiempo en ella.

Adelantemos el tiempo a septiembre de 2017. Es ahora mi turno de reseñar la secuela como un completo novato. ¿Y saben qué? No la he pasado nada mal.

Aún recuerdo cuando jugué un par de horas del primer Destiny. Mi sensación era de “Me gusta mucho el juego, pero no entiendo NADA de la historia y sus sistemas”. Con el tiempo perdí el hilo, y a pesar de tener amigos jugando en línea, ya no pude adentrarme.

Y les cuento esto precisamente para comunicar mi sentimiento con este nuevo Destiny: Me INTERESA. La escena de introducción es fantástica, una prueba del potencial que puedes adquirir y el inicio de un arco argumental que no requiere de tanta experiencia en el anterior para iniciarte en él. El doblaje latinoamericano es de excelente calidad y te ayuda a crear ese vínculo empático con los personajes. La historia está tan bien contada que pronto entendí lo que estaba en juego en esta aventura. Vaya, creo que ya hasta quiero a mi Espectro (Es ese cuadrito volador que te acompaña en tu aventura).

A nivel jugabilidad, Destiny cumple sin problemas. Bungie es un estudio con un pedigrí de alta alcurnia y se nota desde el primer momento que tomas el control. A pesar de mi novatez, unos minutos entrado en el juego ya me sentía en total control de mi situación. Obviamente hay gente que siempre lo va a comparar con Halo. Y siendo yo un fan de esa otra serie, puedo decirles que son animales completamente diferentes. Mientras que la serie de Master Chief se caracteriza por usar los recursos en el mapa (enemigos, coberturas, armas, etc.) para salir de una situación, Destiny te ofrece un amplio catálogo de estrategias y una movilidad aumentada.


En cuanto al apartado gráfico, Destiny es una golosina para los ojos: Ambientes maravillosamente labrados. Detalles atmosféricos de alta producción. Una laboriosa tarea de imbuir a cada armadura, arma, personaje y local con una personalidad propia. Hubo más de una ocasión en que me quedé parado admirando el escenario… Hasta que un par de balazos zumbaron frente a mi rostro recordándome que había que salvar a la humanidad.

En la parte en línea, es muy importante ir consiguiendo a tu fire team. Porque, aunque seas un gran lobo solitario, el no contar con un buen equipo hará de la experiencia algo árido. Destiny nunca fue pensado como una aventura solitaria. Las clases, raids y misiones fueron pensadas para el trabajo en equipo.


¿Y cómo es Destiny para lo que ya son experimentados guardianes? Por lo que he podido recabar de retroalimentación, la transición suena positiva. Escucho buenas cosas sobre cómo la historia es más importante en esta secuela, un sistema de progresión mejorado y una dificultad ajustada para que los más curtidos no pasen caminando nada más. Le agradezco a mi gurú de Destiny, Esteban Pruneda, por su apoyo en esta reseña.

Conclusión

Destiny 2 purga sus pecados pasados y se vuelve una experiencia más abierta para experimentados veteranos y novatos ansiosos por igual. Su gran jugabilidad, gráficos de alarido y su creciente comunidad te atraparán.

Lo mejor:

  • Una historia que importa y que sigue creciendo
  • Progresión calibrada para todos los niveles de experiencia
  • Una multitud de estrategias a tu disposición
  • Gran doblaje para su versión en español

Lo peor:

  • El no conseguir un equipo podría medrar tu interés
  • A veces te puedes perder en los mapas
  • Requiere una buena inversión de tiempo, sobre todo en los raids.

Jugabilidad: 9

Los Guardianes se siente como verdaderos tanques con pies: Pueden afrontar ágilmente a una marabunta de enemigos. Y trabajando en equipo es aún más impresionante.

Gráficos: 10

Los directores de arte en Bungie se merecen una palmada. La animación, los escenarios y absolutamente todo lo que te rodea están repletos de un meticuloso trabajo.

Música: 9

Aunque a veces se siente como que les gustan MUCHO los cantos gregorianos, nunca deja de sentirse épico y desenfrenado en el momento de la acción.

Calificación: 9

Si aún no te adentras en la obra genial de Bungie, Destiny 2 es el mejor momento para comenzar a forjar tu propio desti… Ok, les ahorro el cliché: Si ya jugabas, tendrás más y mejor Destiny (¡del bueno!). Y si empiezas, el camino está puesto para que disfrutes la experiencia desde el primer momento.

Por: Rolando Vera (@rax_quintanilla)


Comentarios