Subastan un pequeño pueblo alemán en el que apenas vivían 15 personas

El asentamiento de Alwine, una pequeña aldea con quince habitantes del estado de Brandeburgo, en el este de Alemania, fue vendido hoy por 140 mil euros (164 mil dólares) en una subasta de una inmobiliaria berlinesa Karhausen AG, que es una casa de subastas especializada en inmuebles, según informaron medios locales.

En los más de 16 mil 800 metros cuadrados que ocupa Alwine , hay nueve casas y varias edificaciones secundarias, además de casetas y garajes.

Diamante gigante de 1,109 quilates será subastado por Sotheby's en 70 mdd

Según explicó un portavoz de la Karhausen al diario Berliner Zeitung, la única persona que realizó una oferta fue un comprador anónimo que ofertó por teléfono y que ofreció 164 mil dólares por el pueblito, que había salido a subasta con un precio de 146 mil dólares.

Karhausen anunció Alwine en su catálogo como un "asentamiento con carácter de pueblo", suscitando el interés de numerosos medios de comunicación y, según también habia compradores desde el extranjero interesados, aunque a la hora de la verdad no hubo competencia.

Una mañana Paul Urbanek descubrió un nuevo cartel a la entrada de Alwine, .y así fue como supo que su aldea había sido subastada.

"¡Nos cayó como un balde de agua fría!", cuenta Paul, de 71 años, que vino a instalarse a la localidad en 2010 a causa, dice, de su tranquilidad.

Se subasta el vestido de la bruja del 71

Los propietarios, dos hermanos que pidieron el anonimato, no han hecho nada para frenar el declive de las propiedades del lugar, en un estado avanzado de deterioro, y que necesita una "renovación y saneamiento", como indica el folleto de venta. Algunos habitantes ni siquiera tienen un contrato de alquiler formal.

Salvo una familia, todos los habitantes son ancianos. "Estoy jubilado, mi vecino está jubilado, ellos también, los dos están jubilados", enumera Urbanek.

Esta subasta quizá pueda suponer una oportunidad para Alwine, pues ningún municipio de los alrededores está dispuesto a invertir, y los habitantes no tienen suficiente dinero como para sufragar los enormes costes necesarios para su supervivencia.

Subasta de artículos de Elvis Presley

El sábado, los habitantes de Alwine sabrán si tienen o no un nuevo propietario. Pero aún habrá que esperar para saber si les beneficiará o no.

Alwine perteneció durante la Alemania comunista a una fábrica de briquetas (de bloques de carbón) que cerró tras la caída del muro y fue comprado después por dos hermanos berlineses.

TE RECOMIENDO


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

El primer perdedor del año

Efes de la muerte

Podrá reducir notablemente el consumo de tinta y papel

Papel inteligente que se puede borrar y reutilizar

Podrá reducir notablemente el consumo de tinta y papel

Es elástica, además puede distinguir entre el frío y calor

Revelan piel artificial capaz de sentir

Es elástica, además puede distinguir entre el frío y calor