Policía armada llega para capturar un tigre… de peluche

Una pequeñita confusión

Bruce Grubb, de Escocia, llamó a la policía diciendo que había un tigre en su propiedad y que necesitaba que fueran por él antes de que se comiera a sus vacas, el problema es que cuando la policía llegó a la propiedad se dieron cuenta de que el tigre era de peluche.

El hombre de 24 años de edad salió de su casa para ir a ver a sus vacas embarazadas pero cuando puso un pie fuera, regresó corriendo a resguardarse tras ver al supuesto felino.

A la escena llegaron 6 patrullas y estuvieron alrededor de una hora sopesando sus posibilidades, ya que de acuerdo a ellos, el tigre se veía sano y fuerte. Fue hasta que Grubb se acercó con su tractor que se dieron cuenta de la realidad.


Comentarios