En Shangai dos ladrones querían romper un vidrio y terminaron mal

¡Qué bruto! Póngale cero

En Shangai, China, dos ladrones intentaron romper un vidrio para entrar a robar un negocio. Ambos individuos tenían un ladrillo para aventarlo contra el cristal. El primer ladrón lanzó el objeto pero cuando el segundo lanzó su ladrillo terminó por pegarle en la cabeza a su compañero.

El que recibió el golpe quedó inconsciente y su compañero tuvo que arrastrarlo para salir de la escena del intento de robo. La escena fue captada por los videos de vigilancia del establecimiento.


Comentarios