Reseña "Kingdom Come: Deliverance"

Kingdome Come: Deliverance el mejor y más realista RPG medieval

¿Qué pasa si quitamos la fantasía a un RPG medieval? Nada de magia, monstruos, poderes, elegidos… Es más, el protagonista es literalmente un “nini” (Ni estudia ni trabaja). Además agregamos mecánicas realistas como mantener tu salud a través de dormir, comer apropiadamente (y evitar que tu comida se pudra), evitar enfermedades y heridas que provoquen hemorragias. Basamos la historia en hechos reales de la Edad Media, con locaciones reales (el reino de Bohemia). Así es Kingdom Come: Deliverance.

Kingdom Come: Deliverance, la ópera prima del estudio checo Warhorse Studios, empezó como un ambicioso proyecto que buscaba fondos en Kickstarter para lograr su producción. Una vez demostrado el interés del público, el Publisher Deep Silver decidió tomar la apuesta y convertirse en su distribuidor oficial.

En muchos sentidos, se nota que Kingdom Come: Deliverance es el primer juego del estudio. Existen muchos pequeños errores en su hechura: Texturas que aparecen de repente, algunas animaciones raras, falta de sonido en algunos diálogos. Con todo y el parche de primer día, existen numerosos errores evidentes. Afortunadamente, KC:D es lo suficientemente original e inmersivo para hacerte olvidar de esos triviales errores.

Lo que el juego adolece en el aspecto técnico, lo compensa con creces en su muy robusto sistema de juego. Kingdom Come: Deliverance es denso. Es un juego que te tira un montón de tutoriales y texto en cada nueva mecánica de juego que aprender. Pero todo vale la pena. La sensación de estar en la Bohemia medieval es una bocanada de aire fresco en un mercado ya saturado de cansados clichés. Cada minuto invertido en aprender los complicados tutoriales vale completamente la pena para adentrarse en esta única experiencia.

Vas a pasar mucho tiempo en el mundo de Kingdom Come: Deliverance, y no tememos decirte que lo vas a disfrutar. Desde sus brutales peleas cuerpo a cuerpo, sus mecánicas de regateo con mercaderes y hasta impresionar a las bellas damas del medioevo; KC:D es un viaje único.

Y además, es un viaje muy humano: la gente reacciona a tus diferentes atributos. Tu fuerza física, tu astucia y hasta tu ropa; todo será notado por los personajes cuando interactúes con ellos.

Lo mejor:

- Su realismo y carencia total de clichés mágicos

- A pesar que técnicamente los gráficos no son muy impresionantes, su dirección de arte sí lo es: Todo es auténtico y basado 100% en los registros históricos.

- Heinrich, el protagonista. Es una persona común y corriente atrapada en hechos mucho más grandes que él.

- La sensación de libertad al explorar.

Lo peor:

- El sistema para salvar el juego

- Errores técnicos que te sacan de la experiencia

- El inicio es algo largo

Jugabilidad: 8

Muchos menús que recorrer y muchas técnicas que aprender de golpe. La paciencia aquí es clave.

Gráficos: 9

A pesar de sus errores técnicos, las armaduras, estandartes, personajes y parajes del juego son auténticos. Esto te lleva a un buen nivel de inmersión

Música: 7

La banda sonora es épica cuando lo necesita, pero a veces es demasiado básica.

Calificación: 8

Kingdom Come: Deliverance es un diamante en bruto: Si le dedicas el tiempo para aprenderlo y disfrutarlo, te encontrarás con uno de los más originales e intrincados RPG’s de esta generación.


Comentarios