Su nombre le hizo merecedor de un viaje gratis

Mucha suerte en su vida solo por su nombre

Ross Smith de 28 años y comediante de profesión recibió una notificación de Facebook. Quien le mandó el mensaje era un desconocido que le preguntaba si quería ir a Hamburgo.

Lo que pasó es que el amigo del hombre desconocido se llamaba Ross Smith, y el boleto de avión era para un Ross Smith, así que sólo un homónimo iba a poder usar ese nombre.

Ross, el comediante, aceptó la invitación y se vio con Tom , Jan y Johnny en el aeropuerto en Londres. Ross dijo que su mamá estaba completamente en desacuerdo con su plan pero aún así decidió tomar sus maletas y viajar. El viaje sigue en proceso al día de hoy.


Comentarios