A la cárcel por jugar a la influencer

Arriesgó su vida entera con tal de ser popular en las redes sociales. Ahora debe enfrentar una condena de 8 años en prisión

Su deseo por convertirse en influencer la llevó más lejos de lo que creía, directamente a la cárcel. Esta es la historia de Mélina Roberge, la chica que fue condenada a 8 años de prisión por vender cocaína para solventar su vida llena de lujos y presumirla en Instagram.

Mélina es una canadiense de 24 años que fue detenida en Australia porque descubrieron que ella y su amiga transportaban cocaína. Más tarde descubrieron que fue la condición que aceptaron con tal de viajar y convertirse en influencers.

Un error que fue descubierto en 2016 se convirtió en una condena de cárcel para la joven que asegura haberse dejado seducir por la idea de tener increíbles selfies.

La "influencer" ganaba 20.000 dólares australianos (284 mil pesos) a cambio de transportar 35 kg de cocaína.

Sus lujosos viajes fueron los que la delataron a ella y a sus cómplices. Simplemente no tenía caso que la chica viajara de Australia a Irlanda en crucero y luego de vuelta a Canadá en avión.

Su vida de lujos y de influencer terminó y ahora vive arrepentida de haberse dejado convencer de la idea de una mentira muy peligrosa.


Comentarios