Capcom logra cautivar a novatos y veteranos por igual

Reseña: Monster Hunter World

Monster Hunter es una franquicia que siempre ha gozado de popularidad en Japón, sin embargo, ha tenido dificultades para insertarse en el gusto de los gamers occidentales. Con Monster Hunter World Capcom busca entregar un juego que sea lo suficientemente atractivo para quienes son nuevos en la franquicia sin perder la esencia de MHW para los jugadores de antaño.

¿Y saben qué? ¡Lo logró! Capcom tuvo éxito con esta apuesta y logra entregar un Monster Hunter que es disfrutable para quién nunca ha jugado un título de la franquicia sin desesperar a los fanáticos de la serie con explicaciones de la historia de la saga hasta el momento o el por qué existen estos monstruos.

Entrando al análisis del juego, Monster Hunter World entrega lo que promete desde el título: se trata de cazar monstruos. Los diseños de estas bestias son variados e impresionantes, de modo que no hay dos monstruos que parezcan iguales. Todos tienen sus propias características y habilidades lo cual hace de cada cacería un evento único y que te obligará a evaluar tu estrategia, uso de armas, armaduras y otros aditamentos para asegurar el éxito.

Las batallas contra los monstruos principales del juego son el gran atractivo de Monster Hunter World, y cumplen con creces las expectativas. Cada encuentro se siente como una pelea épica de jefes de los juegos de antaño que obligarán a los jugadores a utilizar todos sus recursos, ingenio y habilidades si esperan sobrevivir. Estas batallas están llenas de momentos impresionantes, como la primera vez que montas un monstruo o cuando dos monstruos se pelean entre sí, con el gran despliegue visual que los gráficos de última generación ofrecen.

Todo este despliegue de monstruos épicos puede tener su lado negativo principalmente para los jugadores que son nuevos en la franquicia, ya que pueden sentirse frustrados cuando se encuentran luchando contra alguna de estas bestias durante casi 30 minutos sin ninguna barra de salud para disminuir y que les dé una evidencia de su efectividad contra ella, pero las criaturas en Monster Hunter World no necesitan barras de salud. El daño que reciben es visual, con los jugadores capaces de dañar partes de sus cuerpos lo cual no sólo es señal de que les están haciendo daño, sino también para limitar los ataques de los monstruos a medida que la batalla continúa.

La curva de aprendizaje en Monster Hunter World, no es tan alta como en ediciones anteriores, ya que el juego gradualmente introduce nuevos conceptos a los jugadores a lo largo del tiempo. Esto significa que los jugadores seguirán descubriendo nuevas funciones de juego y 20 horas o más en el juego, lo que es un testimonio de cuán profunda es la experiencia. Esto también facilita el avance en el juego a diferencia de títulos anteriores en los cuales los tutoriales parecían interminables y los jugadores debían aprender muchas habilidades y conceptos en el menor tiempo posible.

Otro de los aciertos de Capcom es hacer de Monster Hunter World un juego en el que es casi imposible que los jugadores se queden sin cosas que hacer. Incluso después de que se completen las largas misiones de historia, los jugadores aún tendrán una gran cantidad de misiones opcionales y eventos especiales con límite de tiempo para completar. Los jugadores también pueden obtener materiales para mejorar sus cuarteles generales o crear mejores armas y armaduras.

La fabricación de armas y armaduras es una de las grandes características que amplían el gameplay de Monster Hunter World, y será suficiente razón para que muchos jugadores se sientan obligados a repetir la cacería de monstruos que ya han matado. Matar a estos enormes monstruos lleva algo de tiempo, pero los jugadores que hacen el esfuerzo de derrotar a estas bestias son recompensados con materiales especiales de fabricación que se utilizan para crear algunos de los mejores conjuntos de armadura y armas en el juego.

El sistema de fabricación es tan entretenido que cualquier jugador puede pasarse horas horas únicamente tratando de crear nuevas armas y piezas de armadura.

En lo que respecta a la implementación cooperativa, Monster Hunter World es una de las experiencias cooperativas más increíbles disponibles en las consolas actuales. Jugar Monster Hunter World en modo cooperativo es la forma ideal de experimentar el juego. Permite una mayor variedad en las estrategias de batalla, y hace que los jugadores con menos habilidades puedan progresar más fácilmente en el juego. Sin embargo, eso no significa que jugarlo en modo individual sea una experiencia incompleta ya que, a diferencia de otros juegos centrados multijugador por internet, Monster Hunter World sigue siendo muy entretenido cuando juegas solo. Ya sea que vayas solo o te unas a amigos en línea, Monster Hunter World es un juego de primer nivel y podría decirse que es la mejor entrada de la serie hasta la fecha.

Capcom hizo un gran trabajo para hacer de MHW un título accesible para los nuevos en la serie, al tiempo que ofrece una gran cantidad y variedad de desafíos para mantener a los veteranos satisfechos y entretenidos.

Monster Hunter World es sin duda un juego imprescindible en tu colección y uno de nuestros candidatos para juego del año.

Lo mejor

- Una entrada más accesible para jugadores novatos y que captura todos los elementos de Monster World.

- Los controles y movimientos responden con precisión y las combinaciones son sencillas de aprender.

- Toneladas de misiones secundarias y objetos por descubrir.

- Modo Cooperativo balanceado y bien ejecutado.

- Cientos de monstruos y armas que ofrecen replay value.

Lo peor:

- Los tutoriales pueden parecer aburridos para los veteranos de la serie.

- El sistema para ingresar a los eventos cooperativos es tedioso en ocasiones

- Las batallas pueden ser largas y frustrantes para jugadores novatos.

Calificación:

Jugabilidad: 10

Gráficos: 10

Música: 10

Calificación: 10


Comentarios