Un hombre se pintó la cara de verde para que no lo descubrieran

Todo fue tan rápido que ni siquiera le dio tiempo de esconder el bolso

En Krasnodar, Rusia un hombre de 23 años se pintó la cara de verde para que al momento de cometer el crimen no lo reconocieran.

El joven le robó una bolsa a una mujer en una estación de trenes.

Cuando la policía preguntó sobre el incidente, todos los testigos le dijeron a la policía sobre el hombre con la cara pintada de verde.

Lo único que tuvieron que hacer fue esperar a un hombre con la cara pintada de verde y listo, ya tenían a su ladrón. Todo fue tan rápido que ni siquiera le dio tiempo de esconder el bolso, el cual fue devuelto a la mujer.

Cuando lo interrogaron, el hombre dijo que se había pintado la cara de verde para que fuera más difícil de reconocer. El joven ya está en la cárcel.


Comentarios