Extraen bola de pelo gigante a mujer adicta a comerse su propio cabello

Foto de Arash Asghari en Unsplash

Una mujer adicta a arrancarse y comerse su propio cabello se le formó una bola de pelo gigante aproximadamente de 15 centímetros en su estómago.

La mujer de 38 años ya estaba experimentando náuseas, vómitos y un abdomen extremadamente hinchado cuando llegó al hospital en Estados Unidos. Además había sufrido pérdida de peso y de apetito.

La mujer no identificada fue llevada rápidamente a cirugía, donde se encontró una bola de pelo gigante alojada en su tracto digestivo, con una pequeña "cola" de pelo en sus intestinos y una segunda bola de pelo de cuatro centímetros acurrucada más profundamente en su intestino.

Se descubrió que padecía el raro síndrome de Rapunzel, que solo se ha documentado 88 veces en la literatura médica.

Según la revista BMJ, el síndrome es causado por la tricotilomanía, un trastorno que hace que una persona desarrolle una necesidad irresistible de arrancarse su propio cabello y, a veces, comerlo.

Los cirujanos le quitaron ambas bolas de cabello a la mujer y ella salió del hospital después de seis días, con recomendaciones para buscar terapia psicológica.

También recibió tratamiento por desnutrición y se le recomendó que consuma alimentos ricos en proteínas, como huevos y pechuga de pollo, y un suplemento diario de hierro.

MÁS SOBRE:


Comentarios