La mayoría de los apodos inician con el fonema “ch”

Los apodos son una tradición para los mexicanos

Los apodos son una forma de identificar a alguien o de auto identificarse y estos suelen ser identificadores de estereotipos raciales y culturales.

La Academia Mexicana de la Lengua identificó que la “ch” juega un papel fundamental en la construcción de la gran mayoría de apodos. Este fonema de la lengua española, junto con la “ñ” son los más frecuentes.

Eso nos da la oportunidad de crear léxico con la “ch”. Con ella existen nahuatlismos como “machote”, “chayote” y “chile”, y en el léxico no indígena aprovechamos su aislamiento para generar gran cantidad de palabras: chicharito, chicharrón, chespirito, chula, cholo, vocho, chapo, chat, chelas etc.


Comentarios