LCD y "hongos mágicos" para el desayuno

Conoce los riesgos de esta peligrosa moda

En los últimos años se ha empezado a popularizar el hábito de consumir drogas psicodélicas como LSD, MDMA u “hongos mágicos” en dosis pequeñas de tal forma que esta práctica pueda incorporarse a la actividad diaria, esta idea permite no sólo ser más productivos sino tener una sensibilidad más sutil y despierta.

Esta práctica, empezó a darse entre los psiconautas y atletas, misma que se ha vuelto popular en Slilicon Valley, ya que la están probando ingenieros y programadores que buscan tener una ventaja competitiva tanto en creatividad como en su creatividad y su capacidad de pensar.

Una chica que toma microdosis de hongos dice que su experiencia es, tener un día normal y hacer sus actividades diarias, con la diferencia de notar el color azul del cielo con mayor intensidad y estar más alerta.

Otra mujer habla de cómo estaba a punto de suicidarse antes de empezar a tomar microdosis de LSD, y hace énfasis en que a través de los psicodélicos comenzó a notar los detalles y la belleza de la naturaleza. Y dice que los psicodélicos le sirven como su psiquiatra le dijo que los antidepresivos le iban a funcionar.

Un médico entrevistado señala que no se tiene información confiable sobre esto y que podría haber riesgos; por ejemplo, aunque no existe un cambio subjetivo significativo, puede que las drogas sí afecten la coordinación y, por ejemplo, podría ser peligroso conducir. Otra preocupación es que las microdosis puedan -en vez de curar los traumas- hacer que emerjan a la superficie rasgos psicopatológicos.


Comentarios