Cura propone cobrar por cada centímetro de escote que lleve la novia

Impone tasa o impuesto a las novias

El sacerdote Cristiano Bobbo, párroco de Oriago en Venecia mostró su disgusto al ver que las novias acuden a su boda con lo que considera que son vestidos demasiado cortos o faltos de decoro.

Ante su inconformidad el párroco propone imponer impuestos a las novias, de forma que cobrará un euro por cada centímetro de escote más debajo de la línea de la clavícula, según declaraciones que hizo.

"Las deformaciones de la moda hoy parece imponer modelos que aman recrearse en experiencias posiblemente desviadas y desbordantes", decía el cura, que con cierta sorna y en tono de broma animaba a sus compañeros curas a establecer "una tasa que se debería pagar en proporción a la decencia del vestido de la novia, que muy a menudo se presenta vulgar y sin gusto, inadecuado para la ocasión. Así, las que se presentan más desvestidas, más pagan".

 

"Sería importante que las esposas hicieran comprender, a través de la sencillez y el buen gusto de su vestido, la poesía y frescura del momento que están viviendo", recomendaba el sacerdote.


Comentarios