Los pasteles más perturbadores

¿Te atreverías a comerlos?

Katherine Dey es una enfermera de Nueva York que dedica su tiempo libre a hacer los pasteles más perturbadores.

Estos pasteles 100% comestibles tienen un aspecto poco apetitoso aunque son realmente impresionantes.

Sus creaciones van desde órganos y cabezas decapitadas hasta calaveras y bustos.

Esta artista comenta que le encanta crear sensaciones diferentes a sus clientes, es decir, la sensación de comer algo delicioso con un aspecto terrorífico.

La gente reacciona de manera opuesta a sus creaciones pues muchos encuentran sus pasteles como algo asqueroso, sin dejar de ser sorprendente.

¿Qué opinas? ¿Te gustaron? Van genial para las próximas fiestas de Halloween. ¿No?

 

TE RECOMIENDO


Comentarios