Hueles a viejito desde los 30 años

No tiene que ver con la suciedad exterior, el sudor u otro fluido

José María Antón, investigador de biotecnología e integrante del Ministerio de Ciencia, explicó que el olor a “rancio o naftalina” no se debe a que la persona no se higiénica o tenga una mala alimentación, simplemente es porque la piel envejece y produce 2-nonelal, una molécula que huele muy pero muy mal.

Desde los 30 años inicia esta transición en nuestro cuerpo ya que no tiene la misma capacidad antioxidante que en nuestro bellos veintitantos, por eso cada vez olemos peor aunque nos bañemos tres veces al día.

Pero ¿por qué? Bueno, lo que pasa es que el 2-nonelal se produce en forma de grasita, la cual, desafortunadamente, no es disoluble en agua a diferencia del sudor, por lo que es muy difícil neutralizarlo de manera natural.

Aunque, tenemos una buena noticia, no es imposible eliminar los efectos de esta molécula, en Japón, por ejemplo, han desarrollado jabones y desodorantes con propiedades antioxidantes con extracto de caqui, el cual es capaz de encapsular los malos olores. Otra forma, es comer alimentos ricos en antioxidantes para compesar las pérdidas de nuestro cuerpo.


Comentarios