Estudio demuestra que la música es buena para el corazón

Nada nos hace sentir más que la música

 Brian Harris, neurólogo de Harvard, señala que, de hecho, no hay ningún otro estímulo que involucre áreas tan amplias del cerebro como la música.

 Generalmente asociamos la música con las emociones y asociamos las emociones con el corazón, y efectivamente, hay una conexión entre ambos. Diversos estudios muestran que oír música y aún más, tocar un instrumento, produce beneficios cardiovasculares, entre los cuales están los siguientes:

 -La música permite que las personas se ejerciten más durante episodios de estrés cardíaco.

 -Mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos.

 -Ayuda a que el ritmo del corazón regrese más rápidamente a niveles normales después del esfuerzo físico.

 -Reduce la ansiedad en personas que han sufrido un ataque al corazón y disminuye el dolor en individuos que han sido operados del corazón.

 En verdad, la música hace cantar y sanar al corazón. Además detona la producción de dopamina, lo cual es un enorme estímulo para hacer ejercicio o para aprovechar sus efectos y entrar en un estado de euforia, como ocurre en un concierto.


Comentarios