Así se manifiesta en tu cuerpo la falta de intimidad

Sí, aunque no lo creas tu cuerpo envía señales

Debilidad

Te sientes débil debido a la baja de defensas en el sistema inmunológico. El acto de intimidad activa la producción de sustancias y hormonas en el cuerpo, ocasionando activar tus defensas contra enfermedades e infecciones típicas como la gripe.

Tu libido disminuye

Mientras tienes un largo periodo de abstinencia tu cuerpo deja de responder evitando pedir estímulos, lo que significa que el libido disminuye. Aunque esto no quiere decir que sea algo maligno, si quieres evitar que suceda esta situación, debes tener relaciones sexuales en periodos cortos.

Te estresas

La falta de actividad sexual también se refleja en la manifestación de estrés en tu vida diaria ya que el climax es liberador de estrés natural, considerándose como uno de los remedios más efectivos. A la hora de tener intimidad, tu cuerpo regula la presión arterial evitado que sientas ansiedad o desesperación ante situaciones de estrés.

Partes íntimas saludables

No todo es malo y este punto es uno de ellos. Cuando dejas de tener intimidad evitas la probabilidad –algunas veces– de tener infección en vías urinarias o vaginales, que son muy comunes cuando eres sexualmente activo.

Cambios en la piel

Cuando tienes una vida intima activa el cuerpo produce estrógeno, colágeno y elastina, sustancias que producen que tu piel se encuentre más sana, brillosa y rejuvenecida. Cuando dejas de tener intimidad y además tienes malos hábitos como fumar y no dormir las horas suficientes, tu piel se puede volver opaca y llega la aparición de acné.

Tu corazón también sufre

Estudios que se les han realizado a personas con un largo periodo de abstinencia, descubrieron que la falta de sexo puede generar problemas cardíacos. El acto íntimo es considerado como un beneficioso ejercicio cardiovascular y si no lo practicas, tu corazón se puede debilitar.

 

 

TE RECOMIENDO


Comentarios