¿Por qué Freddie Mercury nunca quiso alinear sus dientes?

No le gustaban sus dientes

Los dientes de Freddie Mercury dieron de qué hablar, incluso hasta el día de hoy. A pesar de que se trataba de una de sus peculiaridades más reconocibles, se sabe que al intérprete no le agradaba su dentadura, pero ¿Por qué nunca quiso alinearlos?

Freddie nació con 4 dientes adicionales, lo que provocaba que sus demás piezas dentales fueran empujadas hacia enfrente y sobresalieran.

Brian May pide el Oscar para Rami Malek por su actuación en 'Bohemian Rhapsody'

La razón por la que Mercury nunca quiso alinearlos es porque él intuía que parte del secreto de su gran voz era la resonancia que adquiría en el espacio que creaban sus dientes.

Así que el pánico a perder calidad vocal lo hizo dejarlos como estaban para no correr el riesgo de perder amplitud de voz, aún así, el complejo no se esfumó, de hecho, solía ponerse la mano en la boca cuando se reía para evitar que le miraran los dientes.

TE RECOMIENDO


Comentarios