Reseña: Thronebreaker: The Witcher Tales

No te dejes engañar por su mecánica de juego: Thronebreaker: The Witcher Tales es mucho más que un simple juego de cartas

Thronebreaker: The Witcher Tales es, como su nombre lo indica, un spin off del popular RPG de CD Projekt Red. Lo más curioso es que no sólo es una variación nacida de The Witcher, sino también de un juego dentro del juego llamado Gwent. En este mini juego, se utiliza un mazo de cartas especiales que sirven para atacar, defender u obtener ventajas en el combate. Cada turno, se calcula al ganador mediante efectos de las cartas que suman o restan el poder total de cada jugador. Estas cartas se pueden mejorar al ganar partidas, obteniendo más poderes y aumentando tu arsenal de posibilidades. Pero Thronebreaker es más que simple Gwent: los desarrolladores agregaron un modo historia que tiene toda la densidad épica del mismísimo Witcher.

No son sólo “cartitas”

El mundo de The Witcher está lleno de intriga política y dilemas morales que no son simple blanco y negro. La historia del título te pone en los aristocráticos zapatos (más bien botas de guerra) de la reina Meve de Rivia. Esta soberana está tomando cartas en el asunto de defender su reino de una invasión de los Nilfgaardianos. Lo mejor del personaje de Meve es que no se anda con rodeos para custodiar su reino. Ella es una reina curtida en batalla y con una cara de póker, no una damicela en apuros. A lo largo del juego te encontrarás con encrucijadas morales que no son fáciles de sortear. Toma una decisión equivocada y consecuencias terribles pueden suceder. Si eres un versado en las leyendas de Rivia, Thronebreaker es una excelente adición a tu colección de conocimiento. Hay una varios cameos de la serie que te dejarán con un buen sabor de boca.

No sólo la historia está perfectamente desarrollada: la estética del juego es como una especie de arte medieval viviente. No, no son gráficos ultra realistas como los de The Witcer 3. Pero contienen una barbaridad de estilo, lo que los vuelve visualmente únicos e interesantes. Puntos extra también para la actuación de voz de los personajes principales.

Mi mazo es mejor que el tuyo

Cada batalla ganada es una oportunidad de mejorar tu mazo de cartas con nuevas habilidades. Gana cartas poderosas que podrás usar en tus batallas. La narrativa te hace ver que tu mazo es en realidad el ejército de la reina, el cual estás fortaleciendo para enfrentar retos cada vez mayores. Además de las batallas, cuando recorres el mapa en forma isométrica, puedes recoger recursos para mantener dicho mazo en forma.

Imagina una versión tremendamente simplificada de Age of Empires, recolectando recursos y obteniendo recompensas. Así que todos estos elementos convierten a Thronebreaker en un RPG que sustituye las batllas y grupos de personajes por estos encuentros de cartas. Funciona bastante bien, pero si no eres muy ducto en esto de los juegos de cartas, podrías tardar un poco más que otros jugadores. También existen ciertas batallas “puzzle”, donde tienes varias restricciones y debes usar tu cerebro al máximo para sortearlas. Y luchas contra dragones, ejércitos y... Vacas. Sí, eso es algo que pasa. Vacas.

Conclusiones

Si The Witcher 3 te dejó con ganas de más y eres aficionado del Gwent, Thronebreaker es el maridaje perfecto de tus 2 pasatiempos. Pero incluso si sólo eres entusiasta de los juegos de cartas con tono fantástico o de los RPG, este título tiene suficiente carnita para hincarle bien el diente. Una historia trepidante, un estilo de arte único y juego de cartas dinámico y rápido, hacen de Thronebreaker una experiencia suprema. Sólo no mueras con las vacas. Malvadas vacas.

Calificación: 9

Por: Rolando Vera

TE RECOMIENDO


Comentarios