iBubble, el primer dron submarino y autónomo

Nvidia y su programa Inception están daño frutos

Ya podemos ver fotografías increíbles desde grandes alturas y lugares que parecían imposibles de acceder, gracias a los drones aéreos. Pero para quienes les gusta estar bajo el agua no había nada parecido, hasta ahora.

Una empresa emergente de Marsella, Francia, que forma parte del programa Nvidia Inception, llamada Notilo Plus, es responsable por crear iBubble, el primer dron submarino y autónomo del mundo.

El equipo de Notilo Plus conoce lo difícil que es una filmación acuática, es por eso que crearon este dron. Diseñaron iBubble para que los buceadores puedan dedicar más tiempo a la investigación y menos tiempo a filmar. Gracias a una combinación de potencia de procesamiento y capacitación de datos, el dron puede tomar sus propias decisiones y seguir el recorrido del buzo mejor de lo que podría hacerlo una persona con un control remoto.

iBubble cuenta con la supercomputadora Nvidia Jetson TX2 de 7,5 W en un módulo y, aunque los buzos lo amarán, está diseñada cualquier persona, desde los amantes del buceo y los oceanografistas hasta los operarios de mantenimiento submarino, los propietarios de embarcaciones y los organismos de defensa.

El usuario puede optar por filmar el escenario alrededor o hacer que la cámara los filme desde diferentes posiciones mientras exploran. Se puede comunicar con el dron mediante un dispositivo remoto que les permite llamar al iBubble y cambiar enfoques y posiciones.

Las tecnologías que permiten la conexión, como Wi-Fi, GPS y Bluetooth, no funcionan bajo el agua, es por eso que iBubble cuenta con sensores rentables y potentes algoritmos de aprendizaje de máquinas. Combina los datos acústicos con la visión de computación para crear un sistema de seguimiento.

La plataforma Jetson TX2 lo hace posible. Con los avances, como SqueezeNet, la computadora de IA incorporada puede realizar la detección mediante la red neural convolucional en tiempo real. Usa redes con memoria a corto y largo plazo para predecir señales acústicas y reducir enormemente los retrasos en el procesamiento de las señales.

Además de que la calidad no queda rezagada, ya que permite la transmisión en HD. El procesamiento tradicional de señales para las ondas del sonar permite que iBubble detecte y evite obstáculos y que también pueda ubicar e inspeccionar áreas de embarcaciones.

La industria naviera también se ve beneficiada. Este dron tiene la capacidad de inspeccionar y grabar en alta definición todo el casco de cualquier buque, y de esa forma facilitar las revisiones periódicas. Además cuenta con un cable opcional para enviar vídeo en vivo de las condiciones del casco y que las decisiones sean más rápidas y efectivas.

Por: Zuriel Jaime

TE RECOMIENDO


Comentarios