Las llaves de la ciudad las tiene Jesucristo

"Acto lleno de fe"

Frente al templo de San Vicente Ferrer, santo patrono de Juchitán, el presidente municipal de Juchitán de Zaragoza, Emilio Montero Pérez llamó a la comunidad cristiana a “orar por las situaciones tan críticas que estamos viviendo en nuestro municipio”.

Tras la oración colectiva y cánticos, el funcionario municipal “entregó” las llaves de la ciudad a Jesucristo diciendo “es mi voluntad entregar la llave de la ciudad a nuestro Señor Jesucristo y proclamar delante de todos que Jesucristo es Señor de Juchitán".

El evento causó polémica, ya que tuvo lugar en la explanada del recién re-inaugurado Centro Escolar Federal Juchitán, violentando la Constitución, el principio laico e igualdad al que se compromete cuando rindió protesta, a lo que la directora de la institución pública, Gloria Pérez Sánchez, argumentó que el alcalde no violentó las leyes porque “el evento religioso se realizó en el patio del plantel y no en las aulas”.

Irma Pineda Santiago, poeta de Juchitán y traductora zapoteca, consideró que la acción de gobierno de Montero Pérez fue desacertada, puesto que en esta municipalidad conviven diversas expresiones religiosas. Además de realizar un evento público pagado con recursos del Ayuntamiento”.


Comentarios