los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • La noche del `Manifest'

    Participaron Fobia, Plastilina Mosh y Babasónicos

    Fuente: EsMas

    CIUDAD DE MÉXICO, México, jul 3, 2004.- Como si hubiera sido poco (Julieta Venegas se había presentado en el Metropólitan), los rockeros capitalinos tuvieron una cena de lujo en el Manifest que se anunciaba como el evento nocturno más largo del año, donde Fobia se lució como el plato fuerte de la noche.

    Quizá se referían a la duración total del evento pues entre banda y banda el espacio de tiempo era realmente considerable, pero eso si, amenizado por el respetado Koggi que en una noche rockera dejó sentir desde Joy Division y The Knack hasta Jet, Franz Ferdinand y The Postal Service.

    Gracias a ello los abismos de tiempo que significaba el cambio de equipo y la resonorizacion fueron gratos y hasta disfrutables. Y así fuimos desde Plastilina Mosh hasta Delorean, unos vascos que cantan en inglés y que se hcieron respetar a base de sonar concisos y redondos. El de ellos es un rock revisitado (suenan a veces a The Who, a veces a The Ramones, otras más al The Cure más alegre y pop) pero bien construido y que merece la pena escuchar en otra ocasión.

    Como todo evento de larga duración, la vista del Salón 21 a veces era la de un campo de detención. Pero no, se trataba de los que, fatigados de bailar en una noche eminentemente rockera, se tumbaban en esa alfombra acogedora de cualquier sitio donde se ha danzoteado tanto.

    Como en todo evento de larga duración, la gente circulaba con una naturalidad de envidia. Todas las edades y todos los sexos presentes en un festival que más que festejar a una revista, celebraba las ganas que de este tipo de eventos (con mayor y mejor realización) tiene la gente en México.

    Porque no le aplaudieron menos a nadie. Cada quien tuvo su público y cada banda su recompensa. Hasta los Babasónicos, con unas fallas de sonidos que los alejaban demasiado del propio Salón 21, salieron bien librados. Brincos por un lado, desgañitadas por el otro, slam incipiente en medio de la pista, sudores adolescentes a coro con lo que Adrián (que participó en el concierto de Julieta Venegas horas antes) respiraba sobre el micro.

    La rapidez se impone en este tipo de eventos y así salieron los éxitos, uno tras otro, de unos Babasónicos que volaban en su propio y pequeño escenario. Y así se fueron, sin encore y sin palabras de por medio. Quiza esto era obvio pues el plato fuerte estaba por venir: Fobia.

    EL PLATO FUERTE

    Un puente más de música continua y la aparición estelar de Fobia encendió al Salón 21 con una de las bandas emblemáticas del siglo pasado mexicano. Eso si, mucho mejor sonido, mucho mejor manejo del espacio. Más saltos, más sudores y muchos brassieres al aire mientras los chicos Fobia saltaban de hit en hit. Primero los esperados: "Revolución", "El cumpleaños", "Dios bendiga a los gusanos", "Camila" (y comienzan a llover recuerdos), luego las sopresas pues (en palabras de Leonardo) a fuerza de pedirla via internet cantaron "El microbito"... y de ahí su tocada nunca decayó.

    Fobia es sin duda una banda mejor compenetrada, que aprovechó su propia ausencia y que la está capitalizando con un sonido más puro y mucho más fuerte, más rockero si se quiere. Cha! y Jay sin duda contribuyen a esa rockerización de Fobia mientras que Paco y Leonardo hacen contrapeso con Iñaki como fiel de la balanza. El resultado es una gran experiencia musical con canciones que todo mundo conoce.

    Y así como las conocía, el público las fue entonando. "Me siento vivo" y un encore. "Hipnotízame" y la gente daba vueltas de emoción. "Veneno Vil" y todo un espectáculo rockanrolero. "El diablo" y el baile cabaretero de un Leonardo que había salido enfundado en una larga y negra falda. "Miel de escorpión", "Más caliente que el sol", "Hoy tengo miedo" y el concierto no acabó nunca. Fobia se llevó la noche y el evento nocturno más largo del año.