los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Mitos de la amistad

    Ideas erróneas que pueden generar expectativas falsas en la amistad

    Mitos de la amistad

    Cuanto más amigos tengas, mejor... Esta frase seguro que la has escuchado más de una vez. Pues deberás saber que la calidad de la amistad nada tiene que ver con la cantidad. Además, tener un gran número de amigos debilita la relación individual de cada uno de ellos. Esta situación puede provocar una gran confusión, no distinguiendo entre quiénes son amigos y quiénes conocidos. Checa la lista de mitos que han surgido con el tiempo:

    1. Es necesario tener un mejor amigo
      Desde la infancia nos han inculcado que tener un mejor amigo es realmente bueno. O seguro que has escuchado siempre la pregunta: ¿quién es tu mejor amigo? Esto suena muy infantil. Realmente los mejores amigos son difíciles de conseguir. Las personas que tienen uno son muy afortunadas, pero debes saber que esto no es un requisito imprescindible para disfrutar de la amistad y ser feliz. Es posible tener varios buenos amigos que nos satisfagan emocionalmente en lugar de sólo un mejor amigo.

    2. Los hombres valoran la amistad menos que las mujeres
      Esta es una de las diferencias y mitos sobre el género humano. El hecho de que los hombres gestionen sus relaciones en general y sus amistades en particular de manera diferente no significa que no valoren la amistad. También puede ser por aquello de que los hombres son menos sentimentales o pasan de todo. Pues existen verdaderas amistades entre el género masculino y no tienen por qué ser menos valoradas.

    3. Los hombres y las mujeres no pueden ser amigos
      Sí se puede ser amigo o amiga de tu sexo contrario. No te equivoques, si has tenido una relación íntima con alguien no será fácil quedar como amigos. Hay que saber que la amistad puede ser difícil cuando tienes un pasado romántico con la otra persona, o incluso cuando estás interesado en la persona para algo más que ser un amigo. Pero, sí es posible, aunque hay que darle tiempo y no engañarse. En cualquier caso, el hecho de que seas hombre no quiere decir que tengas intereses íntimos con todas las mujeres y viceversa, o que no puedas tener cosas en común con personas de otro sexo sin necesidad de que surja una chispa sexual.

    4. La gente que no tiene amigos es porque no está bien
      Hay personas a las que les cuesta hacer amigos y se sienten realmente agobiadas por este mito, que pone en duda su capacidad para socializarse y comunicarse. En ocasiones, hay personas que pasan por momentos en los que tiene menos amigos, o incluso en los que no tienen ningunos. Los motivos pueden ser que estén pasando por un momento de estrés o depresión, un cambio grande en la vida o el hecho de haber sufrido una relación tóxica que hiciera que perdiera la confianza en los demás. Pero esto no significa que no se puedan volver a crear relaciones de amistad más adelante ni que esa persona esté mal o sea mala gente, hay que dar oportunidades a todas las personas.

    5. Los amigos te harán feliz
      La felicidad depende de uno mismo, no te la proporciona nadie, ya que es un estado interior que está dentro de cada uno y nos permite encontrar la alegría en cualquier relación, incluyendo la amistad. Pero si esto fuera verdad, no sería justo porque una persona amiga de otra no puede culparse de la infelicidad de ésta o de su tristeza. También hay que saber que no todos los momentos que se pasan con los amigos son alegres y eso no significa que nuestros amigos no merezcan la pena. La verdad es que los amigos te ayudan a ser más feliz, pero no son los únicos responsables de tu felicidad.

    6. Los amigos son para siempre
      La vida son etapas y por estas etapas pasan muchas personas. Sería estupendo decir que los amigos son para siempre, pero la realidad es que los amigos pueden ir y venir en nuestras vidas. Se puede recuperar una amistad perdida por la distancia o por el paso del tiempo, pero cuando se deja de alimentar tarda en volver a ser lo mismo porque las personas también cambiamos. Además, las amistades también pueden terminar por muchas razones. Pero siempre recuerda que la amistad no es la amistad en sí misma, y no podemos esperar que una amistad perdida o abandonada resurja por sí misma como si nada, es necesario darle tiempo.

    7. Si mis amigos no piensan como yo es que algo traman
      Pues no es así. Las personas cambian a lo largo de su vida y sus pensamientos también. Esto no quiere decir que ya no estés del lado de la persona que es tu amigo sino que no compartes sus pensamientos. Pertenecer a un grupo de amigas puede representar un gran reto para algunas mujeres que no tiene suficiente confianza en sí mismas. El hecho de que no coincidan con lo que uno piensa podría derivar problemas, intrigas e incluso irremediables peleas. Debes recordar que todos tenemos diferentes necesidades y estamos en diferentes etapas de nuestras vidas.

    8. El amigo conoce todo de ti
      ¡Mentira! El amigo conoce aquello que tú has querido compartir con él como amigo. Un amigo está lejos de ser un adivino. Quizá tiene más intuición que otros, o maneja más información, o puede estar más pendiente. Pero nunca, nunca se convertirá en una especie de "sabelotodo de ti mismo". Si esperas esto de la amistad, siéntate tranquilo y aguarda con paciencia. Nunca llegará. Aunque, si lo piensas bien, cuando encuentras a esa persona que es capaz de desvelar lo que para otros permanece oculto, tendrías que aplaudir la proeza que has llevado a cabo, sin duda durante largo tiempo y muchas conversaciones: has sido tú quien se ha comportado como amigo, abriendo el corazón.

    9. Al amigo le justificas todo, le perdonas todo
      Si tu relación con tu amigo es una relación en la que nunca han discutido, te ha molestado algo de ellos, te has enojado, protestado, y has querido dejar de quedar con ellos, entonces no vas por buen camino. O no has sido sincero con ellos, o no has sido sincero contigo mismo. Los amigos hacen daño, la convivencia es así. Es más, provocan un sufrimiento que puede conocerse a leguas porque implica más que otros conocidos hasta el momento. Cuando un amigo te hiere, tendrás la oportunidad de justificarle y perdonarle sin que sea algo automático. Como en todo lo verdadero y auténtico, requiere tiempo, paciencia y reconciliación. El amor lo hace fácil, pero también lo convierte en algo más delicado e intenso.


    Comentarios