Dirt Rally 2.0 Análisis

Buenos gráficos y sonido, combinados con una experiencia de manejo precisa

Dirt Rally 2.0 es un videojuego de simulación de conducción para Xbox One y PlayStation 4, basado en las competiciones de Rally, donde a diferencia de los juegos de carreras donde participan varios autos al mismo tiempo, en esta dinámica corre un solo auto a la vez para lograr el mejor tiempo en una pista compuesta principalmente de tierra.

Dirt Rally 2.0 es el título que procede al lanzado en 2015 llamado Dirt Rally. desarrollado por Codemasters, este simulador ofrece una experiencia con varias horas de juego que pueden disfrutar tanto principiantes, como expertos en este género.

Conduce como un profesional. Jugabilidad

Dirt Rally 2.0 está elaborado con el motor de juego Ego Engine, el mismo con el que se programan los títulos de Fórmula 1; por lo que la sensación de conducción, la física y los gráficos son similares, aunque el título de rally tiene más peso en los daños al automotor y en la textura del terreno de conducción.

Al igual que las competiciones reales de rally, este juego posee diferentes escenarios compuestos por grava y concreto, sobre todo del primero, dentro de los cuales tendremos que lograr el mejor tiempo a lo largo de todo el circuito para ganar.

La sensación de manejo es admirable, logra transportar al jugador dentro del auto de rally, ya que en todo momento deberemos estar al pendiente del volante para no chocar y salirnos de la pista; por lo que tendremos que medir qué tanto acelerar, el tiempo que pisaremos el freno y pensar cuidadosamente el giro del volante; pues si no cuidamos las tres cosas al mismo tiempo, terminaremos destruyendo el vehículo.

Así mismo, y al igual que las competencias reales, tendremos un copiloto que nos indicará qué sigue a continuación en la pista, vueltas, saltos, curvas cerradas, cuando cambia de grava a asfalto y etc, por lo que no tendremos mapa en la pantalla y deberemos escuchar a nuestro compañero. Pero, si creemos que no lo necesitamos para manejar o nos complica más escuchar sus consejos, tenemos la opción de deshabilitar la ayuda del copiloto.

Al final de cada circuito, nuestro auto sufrirá daños dependiendo de qué tanto forzamos la máquina o chocamos; por lo que tendremos la posibilidad de reparar prácticamente cualquier aspecto del auto, las luces, las suspensiones, la carrocería, los frenos, etc.; pero estas reparaciones no serán gratuitas, y tendremos que costearlas con monedas que obtendremos ganando circuitos; pero si elegimos hacerlas, estas nos sumarán segundos a nuestro record, por lo que reparar el auto podría dejarnos fuera de los primeros puestos.

Dirt Rally 2.0 posee diferentes modos de juego, los campeonatos convencionales, modo contrarreloj, una opción de crear nuestro propio campeonato con la cantidad de pistas que deseemos, y un modo en el cual simula el FIA World Rallycross Championship, y en este podremos elegir con qué piloto real conseguiremos la gloria.

Así mismo, posee un apartado online donde tendremos a nuestra disposición desafíos semanales, diarios y por temporadas, así como un juego multijugador para batir el record en una pista o en varias y hacerse con el número uno de diversos jugadores de todo el mundo.

Se ve y se escucha como un verdadero campeonato de rally. Gráficos y banda sonora.

Los gráficos son buenos, las texturas expresan lo necesario para vivir una carrera de rally, con los detalles suficientes para diferenciar cuando la grava es más densa o más suave, cuando el asfalto posee irregularidades y señalan alguna complicación al momento de conducir. Los escenarios están bien dibujados y aunque en ocasiones se dificulta la vista para seguir la pista, sobre todo si es de noche y dañamos nuestras luces, pero este principio vuelve más realista el simulador.

El sonido del motor es diferente para cada auto, y el mismo cambia dependiendo del daño que le hagamos al vehículo a lo largo de la pista. Los efectos de sonido para el terreno son geniales, podemos apreciar cuando pisamos grava gruesa o ligera, cuando manejamos por el asfalto o conducimos por una parte del pasto. Así mismo, estos últimos cambian ligeramente al tipo de vehículo y al tipo de neumáticos que este posea.

Resumen

Dirt Rally 2.0 logra adecuadamente la experiencia de conducción, combinando la precisión de los controles con las decisiones del jugador para no dañar demasiado el auto. Visualmente cumple con consolas de nueva generación y no rompe con la estética del juego, conservando la esencia de una competencia de rally al brindar detalles notables tanto en el terreno como en los escenarios. Un juego que no necesariamente va dirigido a los fans de la conducción, por lo que puede disfrutarse sin ningún problema tanto para los expertos como para los principiantes gracias a sus sencillas mecánicas de juego que pueden volverse más complejas si así se desea.

Calificación. 8.5

Por: Marcos Rabia


Comentarios