los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Papá pierde peluche favorito de su hija y la odisea para encontrarlo se viraliza

    El padre contó cómo las horas pasaban y ellos no encontraban a The Cebrit, estaban listos para lo peor

    Cuando los niños se enganchan con un juguete o un peluche, no hay manera de que lo olviden fácilmente y busquen otra distracción. Eso lo sabe bien una pareja que contó la historia de "The Cebrit", el peluche favorito de su hija y cómo su desaparición casi provoca un drama familiar.

    Un hombre llamado Iván Repila contó en Twitter toda la odisea que vivieron para evitar que su hija llorara desconsolada al enterarse que su peluche favorito, The Cebrit, había desaparecido en casa y llevaban horas sin encontrarlo.

    La historia empieza con la llegada de un muñeco de peluche de una cebra que misteriosamente apareció en casa. Nadie sabe cómo llegó pero desde entonces se convirtió en el mejor amigo de su hija quien definitivamente no puede dormir sin él en las noches. 

    "The Cebrit se ha convertido en una compañera indispensable para el buen discurrir del adormecimiento. Si no hay The Cebrit, en esta casa se llora y se grita hasta que The Cebrit aparece", dice parte del hilo de Twitter que se hizo viral. 

    No era la primera vez que The Cebrit desaparecía, de hecho, los padres ya estaban acostumbrados a buscarlo con locura y que este apareciera en los lugares más obvios y más cerca de lo que uno creería. Pero esta vez fue diferente, mientras la pequeña dormía una siesta, los papás lo buscaban con desesperación, pasaban las horas y no encontraban nada.

    TE RECOMENDAMOS: Papá se deja pintar las uñas por su hija para que no repruebe

    Temían que la abuela, quien fue a ayudar en la mañana, lo hubiera tirado a la basura o lo hubiera metido a la caja de libros para donar. Mientras distraían a la pequeña, ellos movían colchones, buscaban en los desperdicios, en cada rincón de la casa.

    "Hemos levantado colchas, colchones, somieres. Alfombras, cajas, cuadros. He revisado la basura orgánica, la de plástico, la de cartón. Hemos mirado en la lavadora, los armarios, la nevera. Hemos mirado en los armarios del baño, en las cajas de herramientas, en la bañera, en lugares tan altos que hacía falta una escalera para ver algo. Decid cualquier lugar absurdo de una casa: ahí también hemos buscado", continuó.

    El momento de confesar

    Después de prácticamente voltear toda la casa para encontrar a The Cebrit, los papás se rindieron y decidieron hablar con su hija para confesar la verdad. Le dijeron que The Cebrit se había ido de vacaciones y ella tendría que dormir sola. Pero eso no fue suficiente para que la pequeña sufriera por la pérdida de su peluche.

    "Empezamos a quitarle la ropa. Mi mujer y yo sollozando discretamente, mirándonos de reojo, preguntándonos en qué contenedor, en qué bolsa de basura, dónde habíamos fallado. La niña empieza a gritar Eita, Eita, como todas las noches. Nosotros nos desmoronamos". Esto, hasta que ocurrió lo inesperado.

    Mientras le ponían la pijama a su hija, un bulto en la manga de su camisita se asomaba. Sí, era "The Cebrit" que se había atorado.

    "Un pijama que todos habíamos tenido en las manos, porque molestaba, unas trescientas veces durante las búsqueda...", reveló el padre quien aseguró que su hija durmió como un ángel mientras él prefirió tomarse una copa de vino por las emociones intensas que vivieron ese día.

    Al menos tuvieron un final feliz. Les compartimos una foto de la cebrita traviesa.


    Comentarios