los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Cinco años de la muerte de Alan Rickman, razones por la que Snape fue el mejor de Harry Potter

    El actor británico, quien interpretó al profesor Snape en la saga de Harry Potter, falleció un 14 de enero de 2016 a causa de un cáncer de páncreas

    Alan Rickman falleció un 14 de enero de 2016. La noticia impactó a los medios de comunicación y a toda una generación que creció con la película que lo llevó al éxito internacional: Harry Potter.

    En aquel tiempo, el actor tenía 69 años, una trayectoria de 38 años que no solo incluía la adaptación cinematográfica de la novela infantil sino una fuerte carrera como actor en los mejores teatros de Reino Unido y varias participaciones en películas de Hollywood.

    De todos sus personajes, sin duda uno de los más importantes fue el del profesor Severus Snape, el mago que parecía no tener corazón y que resultó ser el principal protector de Harry Potter durante su duro camino por Hogwarts.

    Pero ¿realmente se merece el título de ser el mejor personaje de la saga de Harry Potter? Sí, estas declaraciones pueden generar polémica, controversia y debate pero para que no hayan dudas, enlistaré las razones por las que Snape es el mejor personaje de Harry Potter y sin él, prácticamente la historia no habría sucedido.

    Snape, el gran protector de Harry Potter

    Básicamente, si Snape hubiera sido tan malo, pudo haber acabado con Harry Potter desde el día uno. En cambio, lo protegió en absolutamente todas las películas. Sin la ayuda de Snape, Harry no habría sobrevivido ni siquiera el primer año en Hogwarts. Y qué decir de su vida afuera de la escuela, donde constantemente corría peligro por ser el mayor enemigo de Voldemort. Snape parecía malo pero todo lo hacía para bien.

    Leal hasta la muerte

    Todos en la vida nos equivocamos y si bien Snape intentó tener una vida oscura, perteneciendo a los mortífagos, se arrepintió y pidió ayuda a Dumbledore para redimirse. Desde entonces, fue su maestro más leal, estuvo con él en los momentos más difíciles y aunque su vida corría riesgo, se sacrificó para seguir al director de Hogwarts y su plan de cuidar a toda costa la vida de "El niño que sobrevivó".

    Arriesgó su vida siendo espía en el bando Voldemort

    Como ya lo decíamos, Snape quería redimir su pasado pero la cosa no era nada fácil. El profesor decidió que en vez de luchar para desaparecer de la vida de Voldemort y morir por traición, prefirió seguir las indicaciones de Dumbledore y se convirtió en el espía que se hacía pasar por malo para revelar los mayores secretos y planes del innombrable.

    Su amor incondicional a Lily

    Severus Snape amó durante toda su vida a Lily Potter, madre de Harry. Desde la adolescencia fueron grandes amigos y aunque ella al final eligió a James (quien por cierto le hacía bullying a Snape), Snape nunca dejó de amarla. A tal grado de que, al enterarse que Voldemort mataría a la familia Potter, él intercedió por ella y pidió por su vida. Sí, podrías decir que fue muy egoísta al pensar solo en Lily y no en la salvación de James y Harry pero cuando Voldemort se negó a la petición, en el libro dice que Snape fue con Dumbledore para encontrar una estrategia que salvara a toda la familia y no solo a su amada.

    Era un hombre muy sabio

    Aunque gracias a Snape surgió una maldición tan poderosa como la de Sectumsempra, siempre fue un mago prodigio y gracias a ello pudo enseñar no solo a Harry sino a todos los alumnos los hechizos necesarios para sobrevivir ante la Guerra de los Magos. Recordemos que Snape le enseñó a Harry la Oclumancia, la habilidad de crear recuerdos falsos o bloquear los recuerdos para que nadie pueda practicar un hechizo para entrar a tu mente y tratar de sacar tus más grandes secretos. Eso también ayudó a que Snape jamás descubriera el secreto de Snape.

    Terminó con la vida de su mayor mentor y amigo

    Una cosa es ser espía de los malos y otra es tener que matar a tu mejor amigo, mentor, maestro, con tal de seguir el plan para salvar el mundo de magos y muggles. Snape tuvo que matar a Dumbledore con el hechizo Avada Kedavra. Además, de esta manera evitó que la sangre el corazón de Draco Malfoy se ensuciara por matar a a alguien.

    La actuación de Alan Rickman, magistral

    Parte del éxito de Snape sin duda se debió a Alan Rickman. El actor tuvo el talento para interpretar a un hombre que parecía frío e insensible por fuera pero de un gran corazón. Piénsalo, es difícil interpretar a un villano pero ha de ser más difícil interpretar a alguien que se hace pasar por uno.


    Comentarios