los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • A 13 años de la muerte de Heath Ledger, así fue como construyó a su icónico Joker

    El actor que interpretó a Guasón en "El caballero de la noche", fue encontrado sin vida el 22 de enero de 2008, seis meses antes del personaje que cambió su carrera

    Paul Kane/Getty Images / Getty Images

    Fue el 22 de enero de 2008 que la noticia de la muerte de Heath Ledger sorprendió al mundo del espectáculo. Con tan solo 28 años, poco a poco se posicionaba como uno de los actores promesa de la industria cinematográfica en Hollywood. Su último personaje, el Joker, el más recordado de su corta carrera.

    El actor australiano había fallecido por una sobredosis de medicamentos para dormir, a seis meses de estrenarse la película "Batman: El Caballero de la Noche", donde interpretaba a uno de los villanos más importantes de DC Cómics.

    Un personaje psicópata, con una voz siniestra y un pasado misterioso hicieron del Joker de Heath Ledger, el más importante para su carrera. Pero ¿fue este mismo personaje el que le quitó la vida? ¿A qué está dispuesto un actor para conseguir entrar en el papel? Su logro profesional más grande posiblemente también se convirtió en su más grande maldición.

    Cómo se preparó Heath Ledger para su personaje del Joker

    El método actoral de los famosos más reconocidos de la industria está basado en realmente entrar al personaje. Ya no es suficiente "actuarlo", tienes que vivirlo. Y para un personaje como el del Guasón, Ledger tuvo que adentrarse a lo más oscuro de su alma.

    El actor vivió encerrado en un cuarto de hotel durante seis semanas, sin comunicación alguna, para preparar al Joker. Experimentaba con voces, movimientos de cuerpo y las circunstancias que llevaron a su personaje a convertirse en ese temible villano.

    Pero para poder regresar a ese lado oscuro, tenía que recurrir a una estrategia que él mismo creó y que mostraba todo lo que motivaba a su personaje. Nos referimos al diario del Joker.

    /

    Durante ese mes y medio de encierro, Heath Ledger escribió un diario para su personaje. Las imágenes del mismo se pudieron ver por primera vez en el documental "Too Young To Die".

    El origen de sus cicatrices, recortes de fotografías de personajes en los que se inspiró, incluyendo Alex De Large de La Naranja Mecánica. Así mismo, naipes, fotos de hienas (nos imaginamos que de ahí inspiró sus risas), la frase "mata a Batman" y hasta una lista de cosas que lo harían reír.

    Cosas que hacían reír al Joker de Heath Ledger

    • Bebés rubios
    • Minas terrestres
    • Sida
    • Perros adorables accidentados
    • Las estadísticas
    • El desayuno
    • La tabla química de los elementos

    El diario de Heath Ledger para crear al Joker /

    Al final del diario el actor escribió "Bye bye". Hay quienes aseguran que era una especie de predicción por su futuro aunque también podría ser un método para salirse del personaje cuando terminara de filmar.

    De qué murió Heath Ledger

    El 22 de enero de 2008, Diana Wolozin, masajista de Ledger, llegó a una cita al departamento del actor en Manhattan. Al no responder, llamó al ama de llaves quien le abrió la puerta. Al entrar, descubrieron al actor tirado en el piso, a un lado de su cama, inconsciente. 

    La ama de llaves, Teresa Solomon, llamó a la actriz Mary-Kate Olsen, amiga del actor, para pedirle ayuda. Ella mandó a su compañía de seguridad privada en Nueva York pero al ver que no respiraba, llamaron al 911  intentaron realizarle RCP pero no lograron reanimarlo. Siete minutos después llegó una ambulancia pero tampoco pudieron hacer nada por el actor. A las 15:36 fue declarado muerto.

    Aunque se especuló que se había quitado la vida, la autopsia reveló que fue muerte accidental por abuso de medicamentos para tratar la falta de sueño, la ansiedad, el estrés y el dolor: oxicodona, hidrocodona, diazepam, temazepam, alprazolam y la doxilamina.


    Comentarios