los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • La historia del estafador que se infiltró en 35 Super Bowls

    Dion Rich de 91 años, fue el hombre que hizo gastar miles de dólares a la NFL. ¿Pero cómo le hizo y cómo lo detuvieron?

    Fue el 15 de enero de 1967 cuando se celebró el Campeonato Mundial de la AFL-NFL, más tarde conocido como el Super Bowl. Desde ese entonces este partido ya auguraba un éxito progresivo, pues en su primer capítulo fue el más visto de los Estados Unidos y en vivo tuvo la atención de casi 62 mil espectadores, cuando los Green Bay Packers vencieron 35- 10 a Kansas City Chiefs.

    Sin embargo, ese día fue particularmente especial, pues un hombre llamado Dion Rich asistió al megaevento sin pagar su boleto, generando pérdidas de miles de dólares a la organización y convirtiéndose en el gran estafador del Super Bowl.

    En ese entonces era dueño de algunos bares en San Diego y también un desconocido para el fútbol americano, pero eso duró poco, pues más temprano que tarde fue el hombre más buscado por la NFL.

    TE RECOMENDAMOS: 6 películas sobre futbol americano que no debes perderte

    Se cree que la influencia nocturna que tenía debido a sus negocios le ayudó a establecer una gran relación con jugadores y dirigentes de los Chargers, equipo que se había instalado ahí y provenía de Los Ángeles.

    Para empezar esta teoría cobró fuerza porque uno de sus bares se convirtió en el epicentro de festejos para los fans y profesionales del Super Bowl, quienes después del partido pasaban la noche entre copas de alcohol y charlas para celebrar a los campeones del juego.

    La historia cuenta que gracias a estos momentos fue que los Chargers lo invitaron a cada viaje sin pagar un solo dólar, por lo que se dio el lujo de recorrer los Estados Unidos junto a ellos, siempre observando los encuentros a un costado del terreno.

    Pero fue cuando descubrió dónde se hospedarían los jugadores, el empresario ideó una estrategia para entrar al evento sin pagar.

    “Llegué a conocer muy bien a muchos de los jugadores de Kansas City”, recordó Rich a la revista Rolling Stones en enero de 2015. “Cuando hicieron el primer Juego de Campeonato Mundial y descubrí dónde se estaban quedando en Los Ángeles, me levanté temprano, encontré dónde se estacionarían los autobuses y llegué justo antes que ellos. Cuando se bajaron del autobús, traje una chaqueta que un jugador de los Chiefs ya me había dado y me bajé del autobús con ellos y me dirigí al vestuario.

    QUIZÁ TE INTERESE: Todo lo que debes saber sobre el aguacate en el Super Bowl

    Esta acción la repitió cuando los Green Packers consiguieron el triunfo, pues corrió hacia el vestuario y participó también en los festejos del camerino, con eso fue que consiguió poco a poco colarse una vez más al juego.

    Este hombre sin duda será recordado ya que en total asistió a 35 Super Bowls sin pagar y en 22 ocasiones pudo ver el juego desde el césped.

    De acuerdo con las declaraciones del intruso, para burlar a la seguridad utilizó pelucas, gafas, bigotes y barbas falsas, uso pases de prensa caducos, se disfrazó de seguridad y hasta mandó a fabricar una chaqueta especial con su nombre y el logo de la NFL, para simular ser parte de la directiva de la liga.

    La habilidad de Rich no solo fue puesta en práctica en los partidos del Super Bowl, sino que también pudo ver 14 Juegos Olímpicos, duelos de la Serie Mundial de Béisbol, peleas de boxeo y hasta entregas de premios Oscar, entre otros grandes eventos.

    A pesar de la buena racha, la suerte en algún momento dejaría de estar de lado de este hombre, ya que los encargados de seguridad empezaron a advertir su presencia, por las fotos de su rostro que aparecían en las portadas de los diarios al día siguiente en las consagraciones.

    No fue hasta el Super Bowl celebrado en 1989, cuando los responsables del megaevento contrataron a ocho investigadores privados para que lo encontraran y al dar con el le tendieron una trampa.

    La estrategia de los agentes consistió en que uno se hizo pasar por periodista, de esta forma simular que querían una entrevista con él para que les contara el secreto de como había logrado asistir a todos los juegos sin pagar.

    Rich por supuesto, cayó en la trampa, pues reveló todos los detalles, la información que proporcionó ayudo a los policías a terminar con los pases gratis y a que nadie volviera a burlar la seguridad.

     La historia de este hombre fue recordada hace unos días en la cuenta de Twitter, @thelinebreaker_.


    Comentarios