los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Sony SRS-XB33, Reseña de una bocina ideal para el home office y las reuniones

    Un gran apoyo para poner ambiente en tu lugar de trabajo

    Después de que el confinamiento nos obligara a explorar nuevas maneras de mantenernos entretenidos en el hogar, descubrimos que nunca habíamos necesitado tanto una bocina como cuando se trabaja remotamente. Por ello, hoy te platicamos qué tal va la bocina Sony SRS-XB33 en un ambiente de casa y reuniones breves en un uso intensivo.

    Un pequeño monstruo del sonido

    Este altavoz está equipado con 2 bocinas que permiten una experiencia de sonido muy agradable que se nota desde el momento en el que te conectas, ya que, de acuerdo con información de la compañía, el cono de fibra celular permite una experiencia más envolvente.

    La Sony SRS-XB33 es de una conexión completamente inalámbrica, es decir, no posee puerto de 3.5 mm para entrada auxiliar y la entrada USB que tiene es meramente para cargar dispositivos móviles, funcionando como una batería externa, pero con potentes bocinas.

    Pero esto no es del todo negativo, ya que el bluetooth que integra tiene una conectividad correcta tanto en velocidad como en alcance, pues probamos la bocina con un smartphone en el piso de debajo de un departamento, mientras el altavoz sonaba en el piso de arriba, donde las desconexiones no eran ningún problema, incluso con muros obstruyendo.

    Lo probamos con diferentes marcas de celulares y laptops, y no tuvimos ningún problema de vinculación, desconexiones ni pérdida de calidad en la transmisión. Además, este gadget permite un enlace simultáneo con 2 dispositivos diferentes, por lo que, si uno está poniendo música, el otro tan solo necesita conectarse y reproducir contenido para alternar entre los sonidos de cada uno.

    Adicional, la Sony SRS-XB33 posee un sensor Near Field Communication (NFC) que permite la conexión de dispositivos inteligentes compatibles con esta tecnología. ¿Cómo funciona? Tan solo debes encender el NFC del dispositivo, y ponerlo sobre la bocina donde se ubica el símbolo y listo, tu smartphone quedará conectado de inmediato, sin necesidad de abrir el menú de bluetooth. Mismo caso para las desconexiones, tan solo con poner el teléfono encima una vez más, te desvincularás al instante.

    Debemos mencionar que el sonido es espectacular, independientemente de la aplicación y la calidad de las pistas desde donde se reproduzca el contenido. Otorgando potentes graves sin descuidar los bajos, pero con una presencia mucho mayor de los primeros, ya que está enfocada a dar sonidos fuertes y claros, en lugar de música bien definida.

    La Sony SRS-XB33 posee 3 modos de reproducción de sonido: Extra Bass, el cual le da más importancia a las sensaciones “boom” de todas las pistas, el modo Live, cuyo objetivo es obtener la mayor calidad posible y un balance ideal, pero con mayor consumo de energía, y el modo Stamina, el cual sacrifica un poco de calidad por un poco más de tiempo de batería. Todos ellos, pudiendo alternar con tan solo presionar un botón de la parte de arriba.

    Compañero antiestrés para la oficina en casa

    Entre los botones que integra el altavoz en la parte de arriba, es uno para el encendido, dos para subir y bajar volumen, uno más para encender el modo emparejamiento bluetooth y uno más para reproducir /pausar/adelantar/atrasar. Especialmente, este último botón nos pareció inadecuado, ya que muchos altavoces integran teclas independientes para controlar la reproducción de música, pero en este, debes presionar dos veces para adelantar y tres veces para retroceder de pista. Resulta incómodo, ya que es probable que te equivoques y presiones de más, o de menos, y tendrás que recurrir más de una vez al dispositivo para poder cambiar.

    Entre otras teclas que integra en la parte trasera, abriendo la tapa de goma, hay botones para reiniciar las vinculaciones con dispositivos, encender y apagar las luces, un botón que te indica cuanta carga le queda al altavoz, y uno más para poder enlazar más bocinas iguales y todas se reproduzcan al unísono. Esto último no lo pudimos probar al poseer solo 1 bocina de este tipo.

    Las luces que cambian de color son un apartado muy bello de este gadget, ya que cambiarán dependiendo del tipo de música que escuches, y aunque al inicio de la pista no concuerde con el ritmo de las luces, estas aprenderán conforme avance la canción y se sincronizarán mejor poco a poco.

    Una de las funciones que más nos agradó, fue el encendido remoto a través de la aplicación Music Center, donde tan solo debemos abrir la app y podemos prender el altavoz sin estar conectados a la red de internet, tan solo con vinculación previa via bluetooth. Sin embargo, para poder lograrlo, es necesario que la Sony SRS-XB33 esté conectada a la toma de corriente a través de su puerto USB C para cargar.

    La batería nos duró mucho tiempo, ya que, con un uso intensivo, a un volumen entre moderado y alto, acompañado siempre de las luces parpadeantes, nos brindó poco más de 18 horas de uso en modo Live, 21 horas en Extra Bass y 24 horas en modo Stamina.

    Uno de los aspectos que nos desagradó del altavoz, son sus materiales de construcción externos, ya que, cualquier rastro invisible de pelusa, polvo, hilos o cabellos, por mínimo que sean, se ensuciará de inmediato, haciéndolo complicado de limpiar, ya que se impregnan fácilmente en casi toda su constitución externa con solo posarla en el escritorio, la mesa o cualquier superficie.

    Conclusión

    La Sony SRS-XB33 brinda una calidad de sonido sensacional, que, acompañado de las luces cambiantes, una conectividad estable y un chip NFC que facilita por completo la forma de usarlo, se convierte en una gran alternativa para ambientar el home office y toda la casa. Sin embargo, por el precio aproximado de 4,800 pesos mexicanos, nos hubiese gustado que tuviera teclas independientes para el control de la música. Además, el material externo es incómodo, y se vuelve frustrante estarlo limpiando casi todo el tiempo.

    Calificación 8

    Por Marcos Rabía

    TE RECOMIENDO


    Comentarios