los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Cruella de Vil: el origen de la villana más despiadada

    Conoce el origen de la villana de Disney que ha inspirado a personajes en series y novelas.

    Definitivamente los clásicos infantiles que conocemos no serían lo mismo si quitáramos a esos personajes que le hacen la vida de cuadritos a los protagonistas, pero lo más sorprendente es que muchas villanas que han logrado quedarse en nuestro corazón han sido inspiradas en historias reales, como la despiadada Cruella de Vil.

    Ya se por su maldad, estilo, personalidad y glamour, esta antagonista se ha convertido en una de las favoritas de Disney, y por ello, te compartimos la historia que inspiró al característico personaje.

    TE RECOMENDAMOS: Diferencias entre la 'Cruella' de Emma Stone y Glenn Close

    Fue en el año de 1956 cuando la excéntrica Cruella de Vil vería la luz de la mano de la escritora inglesa Dodie Smith como la villana de su novela 101 dálmatas, pero cierta parte de su gamour fue inspirado en la vida de la propia Smith.

    Dodie confesó que, el primer atisbo de lo que llegaría a ser Cruella ocurrió cuando tenía un perro llamado Pongo, y su amiga, la actriz Joyce Kennedy estaba en su casa y vio a todos los perros juntos comentó: “Esos perros harían un abrigo de pieles encantador”.

    La escritora Dodie Smith con Pongo, su primer dálmata, en 1934.

    La inspiración hacia Cruella

    Y aunque en su momento le pareció cruel que dijera eso, parece que el asunto pronto quedaría olvidado, pero no para siempre. En los años siguientes, Pongo ya no existía, pero había sido reemplazado por tres dálmatas. Una de ellas, dio a luz a quince perritos, una imagen que sería otra inspiración para su célebre novela.

    Un día, al compró un libro de cuentos para niños y hojearlo, se preguntó si no podría ella escribir este tipo de obras, por lo que puso manos a la obra y, el recuerdo de las palabras de Joyce tantos años atrás, la llevó a imaginar a una mujer obsesionada con los abrigos, y así nacería la original Cruella de Vil. 101 dálmatas se convirtió en un bestseller en la navidad de 1956.

    Cruella en sus diferentes facetas

    El enigmático personaje fue llevado a la pantalla grande por Disney, dónde Dodie alcanzó a saborear el éxito de su creación, pero la muerte, en 1991, le impidió ver cómo Cruella se volvería un ser de carne y hueso, además de convertirse en un ícono de la comunidad gay.

    TE PODRÍA INTERESAR: Liberan poster de Cruella con Emma Stone totalmente renovada

    En 1996, fue Glenn Close la primera en darle vida en una nueva versión de 101 dálmatas, que tuvo una secuela en 2000, causando sensación en la pantalla. En el 2015 se llevó a la pantalla chica en la película original Disney ChannelDescendientes” por la actriz Wendy Raquel Robinson en donde se dio un giro diferente al personaje, al presentarse como una persona de color. Este año, fue Emma Stone la encargada de encarnar a Cruella, abordando a la protagonista por el lado de quere convertirse en una afamada diseñadora.

    Hechos reales

    Uno de los casos de crimen que más se ha relacionado con la villana es la de una diseñadora retirada, había desarrollado una obsesión con los años: hacerse un abrigo con piel de gatos, que aunque intentó criar ella misma a los animales, no pudo lograrlo, pues se encariñaba con ellos, por lo que le resultaba muy difícil matarlos y desollarlos.

    TAMBIÉN PUEDES LEER: Libros que preparan su adaptación este 2021

    Debido a esto, se le ocurrió robar los gatos de sus vecinos, con quienes no tenía muy buena relación. Así empezó su campaña de secuestros y asesinatos que conmovió a Waco, una pequeña ciudad ubicada en el centro de Texas, Estados Unidos. La diferencia entre Cruella y esta mujer fue que el la historia los perros son rescatados, mientras que la anciana, cuya identidad no fue revelada por las autoridades, fue detenida cuando ya era demasiado tarde.


    Comentarios