los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Scott Pilgrim Vs The World: The Game - Complete Edition, Reseña

    Si la vida tuviera una cara, te patearía…

    En la última década, los formatos digitales se convirtieron en una tendencia del consumo de contenidos, y en los videojuegos no ha sido la excepción. Durante la generación del Xbox 360 y PlayStation 3, comenzó el boom de juegos digitales para las consolas, presentando títulos más pequeños que no necesitaban de distribución física y aprovechaban el espacio que los discos duros de dichas consolas presentaban. Sin embargo, ¿qué sucede cuando un producto que compraste desaparece de la tienda y dejarlo por siempre en un disco duro es la única manera de preservarlo? ¿Qué pasa cuando por error o necesidad de espacio, sin saberlo, borraste ese contenido para siempre, ya que este desapareció de la tienda digital? Esto sucedió hace 7 años con Scott Pilgrim Vs. The World: The Game, un videojuego que a pesar de contar con una gran aceptación e incluso un par de DLCs, desapareció, convirtiéndolo en un título de culto. Ahora, después de varias peticiones y años de espera, está de regreso con Scott Pilgrim Vs The World: The Game - Complete Edition para deleite de los fans.

    Para aquellos que no tengan la más remota idea de quién es Scott Pilgrim y por qué el regreso de este videojuego es tan importante, hay que hablar un poco sobre el personaje que se convirtió en el héroe de toda una generación. Scott Pilgrim es una serie de novelas gráficas creadas por Byran Lee O’Malley cuya publicación comenzó en 2004. A lo largo de 6 volúmenes, seguimos la historia de Scott Pilgrim, un bajista de 23 años que debe de derrotar a la liga de Ex-malvados de Ramona Flowers para poder salir con ella. Esta serie mezcla un arte muy particular con múltiples referencias a videojuegos -desde Super Mario Bros, River City Ransom, Sonic the Hedgehog, Final Fantasy, Mega Man, por nombrar a algunos-, la escena musical y la cultura popular, mientras que cuenta una historia llena de peleas, comedia y romance. A la par del lanzamiento del último volumen, una película dirigida por Edgar Wright y protagonizada por Michael Cera y Mary Elizabeth Winstead fue estrenada, y pocos meses después, se lanzó el videojuego. A mediados de 2020, y tras el décimo aniversario del estreno de la película, el interés por el videojuego creció a un nivel que finalmente durante un Ubisoft Forward se anunció el regreso de este juego para PlayStation 4, Xbox One, Switch, PC y Stadia.

    Pero basta de la clase de historia y pasemos al videojuego. ¿Qué nos ofrece esta versión de Scott Pilgrim vs. The World: The Game? Se trata de un clásico Beat ’em Up donde puedes elegir entre 6 personajes, -Scott, Ramona, Kim, Stephen, Knives y Wallace- mientras que recorres las lejanas tierras de Toronto, Canadá. Como buen título de su clase, avanzas enfrentando a una cantidad muy variada de enemigos, lanzando combos de ataques fuertes, débiles, ataques especiales, y usando cuanto objeto encuentres en el piso para ayudarte en el camino. Al final de cada nivel, te enfrentarás a un jefe, o en este caso el Ex en turno, en batallas llenas de color y golpes. El juego como tal no reinventa la rueda del género, pero integra elementos que lo hacen muy propio.

    En cuestión de mecánicas, el título cuenta con un sistema de RPG ligero que ayuda a que el juego se alargue y haya rejugabilidad. Cada uno de los personajes comienza con una lista muy limitada de ataques a realizar, y es sólo peleando y subiendo de nivel que obtienes acceso a otras habilidades como contraataques, agarres, evasiones, entre otros. Además de esto, cada enemigo que derrotes deja dinero tirado. Este dinero se irá a la cuenta de cada personaje para utilizarse dentro de las distintas tiendas que están a lo largo de los niveles. En estas tiendas encuentras comida y accesorios. Mientras que lo primero te ayudará a recuperar tu energía, son los accesorios los que ayudan a subir tus puntos de ataque, defensa, velocidad y fuerza de voluntad. Algunas tiendas tienen algunos items un poco más elevados, pero que si ahorras, valen mucho la pena.

    Una de las grandes ventajas que tiene este juego es la posibilidad de jugarlo con otros amigos, ya sea de forma presencial o en línea. En su lanzamiento original, la opción de juego a distancia no llegó sino hasta el último DLC, por lo que es una función muy bien recibida, en especial en esta época en que las reuniones presenciales siguen siendo algo complicado de realizar. Jugar con amigos multiplica la diversión y también trae algunas mecánicas al juego que no existen cuando lo juegas solo, desde prestar dinero para que otro personaje pueda comprar en la tienda, ayudar a revivir a los demás personajes, o si se llega el caso, robar inocentemente una vida si es que alguien ya las perdió todas.

    Además de la historia, Scott Pilgrim Vs. The World cuenta con otros modos de juego. Ya sea que quieras enfrentarte contra reloj a los jefes en el modo Boss Rush, ver cuánto aguantas enfrentando hordas de zombies en el modo Survival Horror, enfrentar a otros jugadores con alguno de los personajes en el Battle Royale, o una inusual lucha de “quemados” en el modo Dodge Ball, el juego siempre presenta algo nuevo por hacer.

    Además de ser una adaptación de las novelas, al mismo tiempo se trata de un gran tributo al género, con múltiples referencias a títulos como Double Dragon, Final Fight, entre otros. Esta propuesta en su momento fue muy bien aceptada, y tras el lanzamiento en 2020 -y éxito- de juegos como Battletoads o Streets of Rage 4, no queda duda que aún hay mucho cariño por este formato de juego de la vieja escuela.

    Visualmente, el juego sigue siendo una maravilla. Desde su versión original, Scott Pilgrim vs the World The Game presentó un gran trabajo en su dirección de arte, transformando el arte de Bryan Lee O’Malley en sprites que transmiten el estilo retro al que la obra original evoca. La animación de los sprites es muy fluida y el ambiente de los niveles -que van desde calles, restaurantes japoneses, fiestas, sets de filmación, entre otros- es un verdadero deleite visual, lleno de guiños, referencias y efectos que se mantienen sólidos a la fecha. Esta reseña se jugó en la versión para PC y todo corrió a la perfección.

    La música de Scott Pilgrim Vs. The World: The Game sigue siendo un deleite. El trabajo realizado por la banda de chiptune Anamanaguchi sigue manteniéndose y vaya que envejeció muy bien, con un gran ritmo y música que se mantiene en tu cabeza durante mucho tiempo.

    Aunque la remasterización hace un gran trabajo trayendo de vuelta el trabajo realizado hace poco más de una década con todos los extras, hay detalles que se pudieron corregir. El juego cuenta con algunos detalles con los sprites cuando se toman algunos objetos, aunque esto puede ser arreglado fácilmente con una actualización. Por otro lado, los menús de las tiendas mantienen la lentitud de la versión original, haciendo que comprar items o comida siga siendo un proceso tardado cuando lo único que queremos es regresar a seguir golpeando.

    Conclusión

    Desde su llegada, Scott Pilgrim Vs the World The Game presentó una gran propuesta que demuestra que sí se pueden hacer buenos juegos con licencia, siempre y cuando se entienda la esencia de la misma. El trabajo realizado hace una década sorprendentemente envejeció muy bien, tanto en mecánicas, arte y música, algo que tal vez algunos juegos de 2010 no puedan presumir. Sin embargo, para aquellos que esperaban que el juego presente algo nuevo, quedarán decepcionados encontrando el mismo juego que conocieron hace algunos años, aunque tener de regreso este título debe de ser más que suficiente.

    Calificación: 9

    Por Gabriel Huerta

     

    TE RECOMIENDO


    Comentarios