los40 mexico menu
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • VIDEOS
  • PODCAST
  • ARTISTAS
  • MÚSICA
  • VIRAL
  • TECNOLOGÍA
  • CINE / TV
  • TARJETA 40
  • WDM RADIO AWARDS
  • EL EVENTO 40
  • Aztech Forgotten Gods, un imperio mexicano futurista

    Finalmente ve la luz el videojuego desarrollado por el estudio Lienzo con sede en Chihuahua, México

    ¿Qué habría pasado si el gran imperio azteca nunca fuera conquistado? Este videojuego desarrollado por el estudio Lienzo con sede en Chihuahua, México, narra la historia de un futuro alternativo en el que la última tecnología y los mejores avances de ciencia dominan la sociedad mesoamericana. Así que nosotros te contamos qué puedes esperar de Aztech Forgotten Gods y si vale la pena o no.

    Navegando en una Tenochtitlán del futuro

    En un mundo donde los aztecas nunca fueron conquistados, la sociedad prosperó con los mejores avances tecnológicos pero sin olvidar sus raíces, esto es prácticamente la narrativa de Aztech Forgotten Gods, donde tomaremos el papel de Achtli, una mujer joven, hija de una investigadora importante de Tenochtitlán, quien se verá involucrada con una reliquia antigua que también funciona como un guante que le permitirá volar, golpear con fuerza y otras acciones que se desenvuelven directamente como el gameplay principal del juego.

    El título utiliza mecánicas de juego bien logradas, fáciles de ejecutar y de memorizar en un mundo cyber-prehispánico abierto, por lo que podremos volar vertical y horizontalmente, ejecutar combos de golpes fuertes y débiles, usar explosiones de energía para apartar enemigos y brincar alto, y otras funciones más que podremos desbloquear conforme avance la historia, todo ello funciona con base en una barra de energía que se recargará cuando no se utilice el guante.

    Lo interesante de los movimientos de Achtli, es que dependiendo del escenario donde nos encontremos o el enemigo al que se esté enfrentando, es la manera en la que se tienen que ejecutar, con una intensidad diferente, por ejemplo, haciendo vuelos bien calculados para evitar el daño y perder la misión. Por lo que la dificultad de Aztech Forgotten Gods no radica en la complejidad del movimiento, sino en la inteligencia artificial de los enemigos que nos exigirá pensar las estrategias de combate y no atacar siempre de frente.

    Por lo que este es uno de los puntos positivos del juego, ya que conforme avancemos en la narrativa, nos enfrentaremos a diferentes jefes que caracterizan antiguos dioses aztecas, y cada uno no solo cambia en su apartado estético, sino en sus movimientos y puntos débiles, por lo que tendremos que analizar en cada enfrentamiento, cómo esquivar los ataques, saber dónde debemos atacar y cuando hay que retirarse para recargar energía. Lo que puede no ser del agrado de algunos jugadores es que el título no te dice explícitamente cómo vencer al jefe con indicadores en pantalla o textos de ayuda; sin embargo, si se lee con atención la narrativa previa y el diálogo de los personajes, podremos tener algunas pistas para lograrlo.

    Uno de los apartados más interesantes es que el videojuego cuenta con el idioma al español latino, con los menús y textos de ayuda fáciles de entender, además, los diálogos de los personajes tienen modismos mexicanos que le añaden un sentido de identidad relevante para los usuarios de la región, pero que se entienden sin problema para cualquier hablante hispano. Sin embargo, el juego no cuenta con ningún doblaje de voz, por lo que los personajes solo se expresarán mediante sonidos de expresión como gemidos, suspiros o ronquidos.

    ¿Te imaginas una ciudad azteca moderna?

    Aztech Forgotten Gods utiliza un mundo abierto bien diseñado para que el jugador vuele con libertad y explore los edificios basados en pirámides y obeliscos del imperio mesoamericano pero combinados con toques futuristas como luces neón, trenes voladores o naves recorriendo los cielos. Sin embargo, la interacción con las construcciones está limitada a determinados edificios a los que solo podremos acceder al interior cuando se llegue a una misión en específico, a excepción de los lugares donde se adquiere ropa y personaliza el peinado.

    Una de las características que está presente pero no se siente con tanta profundidad, es el árbol de habilidades y mejoras del guante, ya que los avances radican en mejorar la duración de la energía, en los escudos o vuelos, pero al momento de la ejecución, no se aprecia una diferencia entre el antes y el después de invertir tus monedas. Nos hubiera gustado que este árbol de habilidades ofreciera variantes en ataques o movimientos que permitiera a cada usuario jugar de diferentes maneras con habilidades que ofrezcan cambios radicales en el combate o exploración.

    El apartado técnico es adecuado sin llegar a ser excepcional, aunque lo probamos en una Nintendo Switch OLED, el juego funciona a 30 cuadros por segundo con ligeras caídas cuando hay muchos enemigos en pantalla, pero nada que afecte la experiencia de juego o dificulte vencer a los enormes jefes. Ofreciendo un rendimiento más estable cuando se utiliza en el modo televisor que en el portátil.

    Sin embargo, uno de los puntos que más nos gustó de Aztech Forgotten Gods es el dibujado de los escenarios, los personajes y por supuesto, los monumentales jefes que ocupan media ciudad, ya que todo lo anterior se basa en las antiguas representaciones aztecas como el uso de calaveras, plumas de colores, figuras geométricas y vestimentas similares a lo que nos cuentan los libros de historia.

    Además, la representación de Tezin, una gran serpiente que funciona como guía espiritual de la protagonista, y los enemigos como dioses antiguos, tienen un aspecto inconfundible basado en los libros y fuentes de historia, con esto, Lienzo, los desarrolladores, nos demuestran con creatividad que si estas deidades existieran sin duda serían así.

    Conclusión

    ¿Vale la pena Aztech Forgotten Gods? Sí, ya que se trata de un título que ofrece un gameplay diferente y entretenido, además de una historia única que pone atención en una de las civilizaciones que se explora poco dentro de los videojuegos. Sin embargo, los detalles técnicos y visuales quedan a deber.

    Calificación: 8

    Por Marcos Rabía

    TE RECOMIENDO


    Comentarios